Cadenas de nieve para el coche: ¿cuáles debo comprar?

Cadenas de nieve para el coche: ¿cuáles debo comprar?

Porque solo nos acordamos de Santa Bárbara cuando truena y de las cadenas cuando nieva, seguramente no cuentes todavía con este accesorio para tu coche. Ya no hay excusas. Filomena nos ha demostrado que las cadenas de nieve son un compañero de viaje imprescindible en invierno y por si te estás preguntando cuáles comprar, aquí va nuestra guía más rápida y práctica.

Nunca sabes cuando las vas a necesitar pero desde luego, son la única solución certera para no verte atrapado en la carretera a causa de un temporal como éste que todavía azota España. Pon las cadenas en las ruedas motrices de tu coche como te explicamos aquí y conduce con seguridad.

Fundas textiles

Son las más fáciles y rápidas de montar, también son ligeras y ocupan poco espacio en el maletero del coche cualidades que unidas a su eficacia, más que demostrada, las convierten en una compra maestra. Estas fundas o cadenas textiles –como se les conoce coloquialmente– son nuestra primera recomendación. Permiten rodar bastantes kilómetros sobre nieve o hielo aunque a una velocidad muy limitada y además, son baratas. Si lo que buscas es un aliado perfecto para salir de un apuro, con estas acertarás.

Cadenas de suela TPU

Cuatro placas independientes se adhieren a las llantas de tu coche de forma muy sencilla, permitiendo que la rueda escarbe en la nieve o el hielo para traicionar. Son un invento relativamente moderno y definitivamente, funcional. El TPU es un material que combina goma endurecida y tacos de acero con un dibujo específicamente diseñado para evacuar. Lo mejor es que este tipo de ‘cadenas’ ofrecen un ajuste universal, pues sus enganches sirven para todo tipo de llanta y además, resultan muy económicas. Las hemos puesto en el segundo lugar pues resultan una buena alternativa a las fundas, igualmente como solución rápida de emergencia.

Cadenas de nieve tipo red

Una opción intermedia entre las dos citadas son las que suponen estas redes, compuestas por una serie de cables revestidos de un material plástico que logra evacuar la nieve con una eficacia sorprendente, muy similar a la de las fundas. Se pueden montar de forma muy rápida y sencilla, ajustando la red de la banda de rodadura con el tensor central. Suelen ser económicas y también efectivas para salir de un apuro.

Cadenas de nieve

Las clásicas cadenas para el coche están compuestas por un conjunto de eslabones y una banda metálica que queda instalada en la parte interna del neumático y que permite distribuir la malla de forma adecuada por toda la banda de rodadura. Son económicas, duraderas y muy seguras, pero a cambio su instalación nunca resulta tan sencilla como esperas, sobre todo teniendo en cuenta que la operación se suele realizar con guantes y en condiciones atmosféricas muy adversas. Algunas incluyen tensores automáticos, que facilitan la tarea, pero te recomendamos que leas nuestra explicación sobre cómo poner las cadenas, antes de comprarlas.

Cadenas semiautomáticas

Pensadas para un uso mucho más continuo, este tipo de cadenas para el coche son ideales para todos aquellos conductores que están mucho más acostumbrados a la nieve y el hielo que los recientemente afectados por la borrasca Filomena. Su disco central se instala en las llantas de las ruedas motrices del vehículo de forma permanente, y permite tanto anclar como retirar las cadenas del mismo de forma muy rápida. Las cadenas que incluye son de gran calidad, pensadas para recorrer muchos kilómetros incluso en las condiciones de adherencia más bajas. Su precio, lógicamente, es más elevado.

Bridas antideslizantes

Compuestas del mismo material TPU que las placas que te citábamos anteriormente, estas pequeñas bridas antideslizantes son uno de los últimos inventos para reemplazar a las habituales cadenas de nieve. Ofrecen un ajuste muy sencillo y completamente universal, y su dibujo incluye unos filamentos capaces de evacuar nieve y hielo con eficacia. Suponen una gran solución de emergencia a nivel calidad/precio.

Cadena líquida

Este spray es el aliado más asequible y fácil de usar contra la nieve, sobre todo su te desplazas en moto, bici o cualquier otro vehículo con ruedas que no pueden equipar cadenas. Para las del coche su uso también está indicado pero es muy limitado tal y como te describimos aquí. No ocupan prácticamente espacio en nuestro coche, son extremadamente fáciles de usar y son resistentes al paso del tiempo. El producto químico que incluyen proporciona un agarre extra al neumático durante unos minutos.

Vía: Car and Driver ES

Fuente: Leer Artículo Completo