Calculadora de embarazo: qué es y para qué sirve

Calculadora de embarazo: qué es y para qué sirve

Cuando llega la noticia del embarazo, empiezan también las cuentas para determinar las semanas de embarazo y la fecha estimada de parto, pero ¿cómo se hacen estas cuentas y para qué sirve una calculadora de embarazo? Vayamos por partes.

Semanas de gestación

Una vez que la mujer recibe la noticia de que está embarazada, conocer en qué semana de la gestación se encuentra en cada momento es importante, no solo para llevar bien la cuenta, también para ir conociendo en qué etapa del desarrollo se encuentra el bebé en el vientre materno y qué cambios o hitos son los esperables.

Lógicamente, las revisiones con el médico son fundamentales y en las consultas de atención prenatal se examinará el tamaño del útero de la mujer y mediante las ecografías se irá valorando el desarrollo del bebé. En este proceso, dependiendo de lo que se observe, se puede ajustar la fecha de parto.

Para llevar la cuenta del embarazo se podría contar desde la fecha estimada de concepción (el día en que a la mujer le tocaba ovular durante el mes en el que se produce el embarazo), pero normalmente no se calcula así porque no hay forma de saber con exactitud en que día concreto se produjo la ovulación y la concepción.

Por tanto, el método para medir el tiempo de gestación que utilizan la mayoría de los médicos consiste en contar las semanas de embarazo desde el primer día del último periodo menstrual.

¿Cuánto dura realmente el embarazo, nueve o diez meses?

Esto depende de cómo se calcule:la mayoría de médicos cuentan 40 semanas desde el primer día del último ciclo menstrual. Por tanto, cuarenta semanas son nueve meses de calendario (de 30 o 31 días), o diez meses lunares (28 días cada uno).

Calculadora de embarazo: ¿para qué sirve?

Como decíamos, saber exactamente en qué semana del embarazo se está es importante para conocer el desarrollo del bebé.

El cálculo de las semanas de embarazo que hace el médico es generalmente apuntando la fecha de la última regla (el primer día) y sumando cuarenta semanas (280 días) o, lo que es lo mismo, diez meses lunares. Hay que tener en cuenta que un embarazo normal dura entre 38 y 41 semanas, por lo que el día del parto concreto no se puede fijar con precisión, puesto que el parto puede adelantarse o retrasarse por múltiples factores. Además, otro factor que influye es que no todas las mujeres tienen un periodo tan regular.

Otra forma de calcular la fecha probable de parto es usar una fórmula que consiste en sumar 7 días y restar tres meses a la fecha de última regla.

Actualmente existen muchas calculadoras de embarazo, tanto en webs como en apps que facilitan estos cálculos con solo ingresar algunos datos. La mayoría de ellas funcionan con el método que hemos explicado antes y por tanto, lo normal es que pidan los siguientes campos o datos a rellenar:

-Fecha del último periodo (primer día del último periodo).

-Duración del ciclo (estos cálculos son más fiables cuando la mujer tiene un ciclo regular).

-Algunas calculadoras dan la opción de hacer el cálculo indicando la fecha exacta de concepción, pero como decíamos muchas veces este dato es difícil de saber.

-En algunas calculadoras también se pide un campo en el que indicar el número de hijos (para tener en cuenta si es primer embarazo o no).

Una vez rellenados esos campos, la calculadora de embarazo indica la fecha prevista de parto y en qué mes de embarazo se encuentra la mujer.

Algunos ejemplos de calculadoras de embarazo:

Existen muchas calculadoras de embarazo, pero lo ideal es que cada mujer pruebe y valore cuál de ellas le resulta más cómoda, práctica, fácil y útil. Aquí ofrecemos algunos ejemplos:

Calculadora de embarazo Pampers

Calculadora de embarazo ClearBlue

Calculadora de embarazo Natalben

App Calculadora de Embarazo

Calculadora de Embarazo Semanal

Hay que aclarar que la información que ofrecen estas calculadoras en ningún caso sustituye a las consultas con el médico.

Fuente: Leer Artículo Completo