Casa Capicúa, el catering más famoso de Valencia abre local

Casa Capicúa, el catering más famoso de Valencia abre local

Valencia puede presumir de estar más viva que nunca -y por qué no decirlo, también más bonita-. Cada vez son más los proyectos, aperturas e iniciativas que ponen en el mapa a una ciudad que lleva años pidiendo a gritos ser reconocida con el valor que se merece. Dicho y hecho.

Y entre todas esas inauguraciones surgidas en pandemia que no han hecho más que demostrar que la ilusión y el esfuerzo siempre supera al miedo o la incertidumbre, encontramos a Casa Capicúa. Una continuación de un concepto que surgió en formato catering y que ahora las hermanas Benito han decidido trasladar a un espacio físico en el número 14 de la calle Jesús.

Pero empecemos por el principio. La pasión de Laura y Marta Benito por la cocina siempre ha estado muy presente en sus vidas, pero más como forma de evasión que por profesión. Licenciadas en Derecho, una vez terminada la carrera comenzaron a opositar a Judicaturas y otras ramas de Justicia durante un total de 7 años. En ese tiempo -y entre tema y tema- la cocina se convirtió en su fuente de desconexión… ¡y la verdad es que no se les dió nada mal!

Capicúa como idea surgió una mañana de septiembre mientras estábamos estudiando en la biblioteca, cuando de repente sonó el teléfono y nos propusieron preparar un desayuno saludable para un supermercado. Por supuesto no tardamos ni dos segundos en aceptar la propuesta. El éxito fue tal que al terminar ya estábamos pensando en un nombre para crear nuestra propia empresa. Elegimos Capicúa“, cuentan a Harper’s Bazaar España las hermanas.

En tan solo tres meses después de esa aventura culinaria, ya estaban enfundadas en un delantal de catering con servicios para particulares en Valencia o marcas de la talla de Zara Kids, Bodegas Vegamar

“El catering creció a pasos agigantados, mientras nosotras corríamos detrás para no perder el ritmo de este proyecto que nos costaba creer. Después empezamos con talleres de cocina y eventos semanales. Hasta que nos dimos cuenta que necesitábamos un lugar propio, una casa, Casa CAPICÚA”, sentencian.

Es así como surge este 2021 en el barrio de La Roqueta (Valencia) un espacio de esos que invitan a estar. Desde Harper’s Bazaar hablamos con las hermanas sobre este inspirador y delicioso proyecto. Pasen y vean. #BAZAARgourmet

Casa Capicúa es una extensión de Capicúa Gastro. ¿En qué consiste este primer proyecto?

Sin lugar a dudas Casa Capicúa es la continuación de Capicúa Gastro. Ha sido el catering el que nos ha impulsado a dar el siguiente paso y el que nos ha ayudado a adquirir la confianza necesaria para saber que estábamos preparadas para ofrecer algo más.

Con Capicúa Gastro hemos aprendido a cocinar en tiempo récord, a adaptarnos a eventos de diferente temática, a conocer qué es lo que busca y valora el cliente, a cambiar constantemente nuestra carta adaptándola a cada ocasión.

Por ahora con el catering hemos tomado la decisión de dejarlo en pause, porque solo somos dos al mando y tenemos toda nuestra dedicación en la apertura del local, por ello nos es imposible ofrecer el servicio como nos gustaría, pero queda a la espera de que podamos ampliar el equipo y muy pronto poder trabajar con ambos proyectos a la vez. ¡Estamos seguras de ello!

¿Cómo definirías Casa Capicúa? ¿De dónde viene el nombre?

Cuando decidimos montar el local teníamos claro lo que queríamos transmitir. Queríamos que fuera nuestro catering convertido en espacio físico: comida casera en un espacio que transmitiese calidez, de esos que la gente siempre quiera quedarse “ un ratito más”. Y dicho y hecho.

Seguimos con Capicúa por varias razones, primero para reflejar que somos gemelas, no podría existir una sin la otra. Y en segundo lugar jugamos con las palabras “Cap” [cabeza] y “Cua” [cola] (nuestro logo inicial era un pescado y ahora tenemos pececitos colgando del techo) haciendo un guiño a la cocina mediterránea y a nuestro origen valenciano.

¿Qué se va a encontrar el cliente cuando cruce las puertas del local?

No tardará en darse cuenta que ningún elemento está escogido al azar. Nos hemos esforzado mucho en conseguir un espacio diferente, donde el conjunto de todos los elementos resulte desenfadado, cómodo e innovador.

¿Qué vamos a encontrar entre la propuesta gastronómica? ¿Algún producto estrella o favorito entre vosotras?

Tenemos platos dulces y salados que cocinamos a diario, sin prisas. Procuramos que nunca nos falte nuestra foccacia cuyos ingredientes van cambiando, puede ser de mortadella italiana, mozzarella, pesto de nueces y rúcula o versión veggie con unos cherries confitados.

Nuestros cinnamon rolls que elaboramos los fines de semana y que vuelan en un abrir y cerrar de ojos, quiche y bizcochos de diferentes tipos… aunque casi con total seguridad podemos afirmar que uno de los dulces que más solicita la gente es el ¡Rugelach! Este se traduce en una receta típica de Polonia e Israel.

También tenemos en la carta licuados de fruta de temporada y batidos con leche de coco, cacao o mantequilla de avellanas y especias, así como bocadillos y sándwiches que elaboramos con los panes de Molt, The Baker y el Horno Alfonso Martínez.

Nos hemos atrevido con el café de especialidad gracias a los consejos y la ayuda de Martina de Retrogusto Cofeemates y a la calidad del café de Right Side. ¡Vaya que ahora mismo no podríamos concebir nuestras cookies sin que vayan acompañadas de un doble espresso!

https://www.instagram.com/p/CMozcXohtuF

A post shared by Casa Capicúa (@casa.capicua)

¿Qué podéis contar de la decoración y diseño de interiorismo del espacio? ¿Quién se ha encargado de todo este proceso?

Del diseño del local se ha encargado el Estudio de Carmen Baselga Taller de Proyectos, ella supo captar al instante la idea que queríamos transmitir: colores como el azul mar y terracota como la tierra de la huerta, una celosía valenciana y mucha luz natural acompañado de un diseño industrial.

Hilando con la idea de que nada está elegido al azar, al mirar al techo veréis los peces Capicúa creación de Lorna Benavides, o al tomar un café sujetaréis una de las tazas creación de la ceramista Adriana Cabello que hemos tenido el gusto de diseñar con nuestros colores corporativos.

Define Casa Capicúa en 3 palabras:

Casero, cercano y desenfadado.

¿Por qué los futuros clientes no se deben perder este espacio?

Porque hemos querido ir más allá y además de ofrecer nuestra cocina donde todo lo hacemos de manera artesanal y con mucho cariño, tenemos en mente organizar eventos con temáticas que nos apasionan. Por ejemplo, queremos realizar catas de productos de la Terreta (AOVES, vinos, quesos, embutidos..) y charlas feministas. ¡Entre otras propuestas!

¿Qué podéis contar del barrio dónde habéis abierto?

Nos encontramos con que La Roqueta es un barrio que está en el camino de construir su propia identidad, con un vecindario luchando por conseguir una zona diferente situándolo en el mapa, con aceras más amplias y un carácter definido. La bienvenida ha sido espectacular.

Planes a corto, medio y largo plazo

A corto plazo nuestra idea es abrir por las noches este verano, ofreciendo tapas y un ambiente más relajado de afterwork.

En septiembre iniciarnos con la oferta a medio día del ‘plato del día’ que consistirá en ensalada o crema de verduras, un principal y un postre. Solo habrá un plato que escoger y se realizará bajo reserva para así evitar que no haya mermas de productos.

A largo plazo nos encantaría ampliar nuestro equipo y poderle seguir el ritmo a este sueño compartido de haber creado CASA CAPICÚA.

Desde Harper’s Bazaar estamos seguras de que llegará el día en que lo conseguirán. ¡Su pasión y dedicación por este proyecto es maravillosa!

Dirección: calle Jesús, 14 (Valencia)

Horario: M-V 8.30-20.30 S 10.00-20.30 D 10:00-13:00



Fuente: Leer Artículo Completo