Cinco recetas eco-friendly para disfrutar en familia

Cinco recetas eco-friendly para disfrutar en familia
  • Meriendas dulces ideales para disfrutar en casa.
  • Las mejores sopas saludables para entrar el calor.

    ¿Quieres comer mejor? Apúntate a las recetas eco-friendly que te ayudarán a llevar una alimentación más sana y saludable. Incluyen todos los alimentos de moda y que cuidan de tu salud como el kale o el trigo sarraceno. Si sigues leyendo, podrás aprender a hacer platos tan deliciosos como pasta con kale, budín de verduras, risotto de trigo sarraceno y champiñones, crema de batata y pera y tarta de queso sin horno. ¿Te animas? Son recetas ideales para el otoño y que harán las delicias de toda la familia.

    Pasta con kale

    Ingredientes: 400 g de caracolas de pasta, 1 manojo de kale, 60 g de queso parmesano rallado, 80 g de panko, 4 cucharadas de aceite de oliva, limón, sal y pimienta.

    Preparación: Pon una olla al fuego con abundante agua, la pasta y un poco de sal. Cuece hasta que la pasta quede al dente. Retira, escurre y reserva un poco del caldo de cocción. En una sartén al fuego con dos cucharadas de aceite, dora el panko. Reserva.Haz zumo del limón y ralla su piel. Reserva ambos. Pon una sartén al fuego con el aceite restante y el kale. Mantén a fuego medio, añade la pasta, sal y pimienta, la ralladura de limón y el zumo, unas cucharadas del agua de cocción de la pasta, las migas de panko y el queso parmesano. Remueve un par de minutos y sirve bien caliente.

    Budín de verduras

    Ingredientes: 6 rebanadas de pan de hogaza, 1 cebolla, 4 huevos, 4 dl de leche, 250 g de kale. 300 g de calabaza, aceite de oliva, sal y pimienta.

    Preparación: Precalienta a 200 ºC el horno. Pela y corta la cebolla. Pocha en una sartén la cebolla con aceite. Añade el kale. Salpimenta. Reserva.Embadurna con aceite un molde para horno. Corta la calabaza. Corta el pan de hogaza en rebanadas. Ve metiendo en el molde, de manera alterna, pan y calabaza, distribuyendo el kale con la cebolla entre las rebanadas.Bate los huevos con leche y vierte en el molde. Tapa con aluminio y hornea 20 minutos. Pasado el tiempo, destapa y deja 15 minutos en el horno antes de servir.

    Risotto de trigo sarraceno y champiñones

    Ingredientes: 300 g de trigo sarraceno, 200 g de champiñones, 100 g de remolacha, 1,5 dl de vino blanco, 1,5 dl de caldo de verduras, 4 cucharadas de nata líquida, 1/2 cebolla, 2 ajos, laurel, 45 g de mantequilla, eneldo, sal y pimienta.

    Preparación: Saltea en una sartén con 20 g de mantequilla los ajos picados y el champiñón laminado. Salpimenta y mantén a fuego medio durante 8 minutos. Reserva. Pela y pica la cebolla. Rehoga con el resto de la mantequilla. Añade el trigo y remueve. Incorpora el vino y el caldo. Salpimenta, añade laurel y cuece 15 minutos. Reserva. Mezcla la remolacha y la nata. Sirve los champiñones con el trigo y la remolacha y añade un poco de eneldo.

    Crema de batata y pera

    Ingredientes: 500 g de batatas, 1 cebolla, 3 peras, 2 dl de caldo de verduras, hojas de salvia, aceite de oliva, sal y pimienta.

    Preparación: Pela y pica fino la cebolla. Pela y corta en dados la batata. Pela y quita el corazón a las peras y corta en dados. Coloca una cazuela al fuego con aceite de oliva, añade la cebolla, la batata y la peras y rehoga de 6 a 8 minutos, a fuego suave y removiendo con cuchara de palo para que no se pegue. Añade el caldo de verduras a la cazuela y mantén a fuego medio durante 15 minutos. Pasa por la batidora y sirve la crema obtenida decorando con unas hojas de salvia.

    Tarta de queso sin horno

    Ingredientes: 200 g de galletas Flora tostadas, 180 g de margarina vegetal Flora, 300 g de queso de untar, 1 vaso de leche, 500 ml de nata para montar, 1 sobre de cuajada en polvo, 150 g de azúcar y frutos del bosque.

    Preparación: Tritura las galletas y mezcla con la margarina. Reparte en la base del molde y deja enfriar una hora en la nevera. En un cazo a fuego medio, calentamos el queso de untar, la nata y la leche. Remueve con cuchara de palo hasta obtener una textura uniforme. A continuación, añade la cuajada y el azúcar, mezcla hasta que no queden grumos. Deja enfriar.
    Saca el molde del frigorífico, añade la mezcla y deja enfriar varias horas hasta que cuaje por completo. Para terminar, decora con los frutos rojos. Si se prefiere, también se puede cubrir la superficie blanca de la tarta recurriendo a una mermelada de frutos rojos. Con cualquiera de las dos opciones, el resultado es muy rico.

    Fuente: Leer Artículo Completo