Cómo cambia el color de ojos del bebé según crece

Cómo cambia el color de ojos del bebé según crece

  • Qué hacer si el bebé tiene conjuntivitis.
  • Todo lo que necesitas saber sobre la alimentación complementaria del bebé a partir de los 6 meses.

El color de los ojos de tu bebé cambia a medida que va creciendo. ¿Te llama la atención que tu hijo haya nacido con los ojos claros? ¿Te has sentido en cierto modo ‘defraudada’ cuando has visto que, poco a poco, sus ojos van perdiendo ese gris azulado y se van volviendo oscuros?

Una de las cosas que más fascina a las madres que han dado a luz por primera vez y acaban de iniciarse en la aventura de la maternidad es ver cómo el recién nacido cambia en cuestión de días. El peque que hoy acunas en tus brazos ya no es el mismo que achuchaste en el hospital nada más nacer, su curva de peso crece y su cuerpo y sus facciones evolucionan a un ritmo vertiginoso.

En muchas ocasiones, el color de piel del bebé cambia y lo mismo ocurre con el tono de sus ojos.Ante este fenómeno, es totalmente normal que te asalten muchas dudas. ¿Por qué el color de ojos del recién nacido va cambiando? ¿De qué depende que el bebé tenga los ojos azules, verdes u oscuros? También querrás saber en qué momento se fija el color de ojos definitivo del pequeño. A todas estas dudas, te damos respuesta aquí para saciar tu curiosidad como madre y aumentar los conocimientos sobre la evolución de tu hijo.

En este caso, estamos centrando toda la atención en el tono de ojos del recién nacido, ese característico color grisáceo, a veces incluso azul que, durante algunas semanas, nos hace albergar esperanzas de que por un capricho de la genética te va a dar un regalito en forma de esos ansiados ojos claros. Sin embargo, en muchas ocasiones no solo es el color de ojos del bebé lo que va modificándose a medida que crece, también puede ocurrir lo mismo con el tono de piel como dijimos antes e incluso con la sonrisa del bebé. Pero, ¿sabías que el color de pelo del recién nacido tampoco tiene por qué ser el definitivo?

Efectivamente, el tono del cabello de tu bebé también puede cambiar a medida que crece. Te contamos el motivo de todos estos curiosos cambios y respondemos a muchas otras dudas. ¡Adelante!

El tono de ojos definitivo que tenga tu hijo dependerá de la cantidad de melanina (sustancia responsable del color) que posea su iris. Esta característica, al igual que ocurre con otros rasgos del bebé, está determinada ya desde el mismo instante de la fecundación, depende de la información genética que recibe el niño y en ella están implicados varios genes.

Pero si es un rasgo que se hereda, ¿por qué la mayoría de los bebés llegan al mundo con los ojos claros? La razón es muy sencilla. En los recién nacidos los melanocitos (las células encargadas de producir melanina) son todavía inmaduros y no realizan bien su función: por eso durante los primeros meses de vida del bebé el iris posee esta sustancia en pequeña cantidad.

Conforme el niño vaya creciendo y sus ojos se expongan a la luz del sol, los melanocitos incrementarán su actividad e irán pigmentando el iris hasta que éste alcance su tono definitivo, algo que ocurrirá a los 6 meses de edad, aproximadamente. Y será en ese momento cuando se haga patente la influencia de la herencia genética.

Para que te hagas una idea de cuál será su color definitivo, si tanto tú como tu pareja tenéis los ojos claros, lo más probable es que vuestro hijo también los tenga así. En ese caso el tono inicial simplemente se irá matizando con el tiempo, pero no desaparecerá.

En cambio, si los ojos de uno de vosotros son marrones o negros y los del otro son azules o verdes, por ejemplo, lo más habitual es que el niño los tenga oscuros, ya que el gen que determina el color oscuro es dominante frente al que da lugar al color claro.

Sin embargo, debes tener presente que la influencia de otros genes en este rasgo físico hace que estos cálculos no puedan ser determinantes al cien por cien.

El departamento de genética de la Universidad de Stanford ha diseñado una herramienta para averiguar el color de los ojos de un niño. Eso sí, advierten de que no es infalible, porque el sistema parte de la base de que este rasgo físico depende de dos genes, cuando en realidad puede haber otros implicados. Haz click aquí para verlo.

También es un factor que se hereda genéticamente (el gen del color oscuro es dominante y el del claro, recesivo). Y al igual que ocurre con el tono de los ojos, es muy habitual que el inicial cambie.

El cambio del tono del cabello del bebé se debe a varios factores:

-A medida que los melanocitos maduran y van produciendo más cantidad de melanina, esta sustancia va oscureciendo el cabello.

-Con el paso del tiempo las glándulas sebáceas aumentan la producción de grasa, que da un aspecto más oscuro al pelo. Y también se incrementa en el organismo la queratina, una sustancia con un efecto similar.

Fuente: Leer Artículo Completo