Cómo conseguir una colada perfecta

Cómo conseguir una colada perfecta
  • Limpiar la casa: elige los mejores trucos fáciles y rápidos
  • Consejos para comprar de manera sostenible
  • Trucos para comprar de segunda mano

    La colada es una actividad que hacemos prácticamente a diario. Y resulta mucho menos tediosa si conseguimos que la ropa salga sin manchas y con buen olor. A veces no damos con la tecla y nuestra colada sale mucho menos fresca de lo que nos gustaría. ¿Quieres que no te vuelva a pasar? Lo primero que tienes que tener claro es que la lavadora debe de estar limpia antes de ponerla en marcha. Para evitar queaparezcan malos olores es importante secar la puerta y la goma después de cada lavado, además de dejar la puerta abierta para que se seque bien el tambor. Por cierto, si estás pensando en cambiar de lavadora lo mejor es que optes por electrodomésticos de segunda mano o kilómetro cero.

    Aquí te dejamos 12 sencillos trucos para conseguir que tu ropa quede perfecta. Son sencillos y no supondrán un extra de carga de trabajo. Al revés, te ayudarán a ahorrarte más de un disgusto. Lee las etiquetas, separa la ropa y ten en cuenta qué producto aplicar según la mancha que quieras eliminar.

    1. Vinagre para la ropa oscura

    La ropa oscura suele salir de la lavadora blanquecina por el suavizante. Una manera de evitar estas manchas -pero conseguir que la ropa salga suave- es añadir un buen chorro de vinagre de vino blanco en la lavadora en lugar del suavizante. Ten en cuenta que el suavizante suele fastidiar la ropa deportiva y hace que las toallas sequen menos.

    2. Camisas más blancas

    Este sencillo truco te ahorrará muchos disgustos. Para que las camisas mantengan su color blanco, sumérgelas en agua con agua oxigenada –basta con un vaso por litro– y unas gotas de amoniaco. Enjuágalas y déjalas secar al sol. ¡Parecerán nuevas!

    3. Prendas que encogen

    Si ha encogido alguna prenda, puedes solucionarlo si la pones en agua fría a la que debes añadir una cucharada de amoniaco, otra de alcohol y otra de trementina. Tienes que dejarla varias horas en remojo. Luego, aclárala y, después, lávala con normalidad.

    4. Limpiar y guardar la ropa

    Si vas a guardar tus camisetas del verano y descubres que hay restos de protector solar, frota en seco con jabón neutro. Deja que actúe y luego mételo en un barreño con agua y una mezcla de zumo de limóny de sal. Aclara bien y deja secar.

    5. Plancha siempre limpia

    Lava de vez en cuando el depósito con una mezcla de sal, agua y vinagre. Enchúfala, haz que suelte el vapor y después repite la operación con agua.

    6. Evita los cuellos amarilleados

    Un buen truco para evitar que los cuellos y los puños tengan un color amarillento es poner un poco de polvo de talco blanco y planchar. El polvo se impregnará en la ropa y será el que absorba la suciedad durante ese día.

    7. Ropa negra duradera

    Antes de lavar las prendas de color negro por primera vez, déjalas en remojo con agua y sal al menos una hora para que no pierdan color. Luego lava las prendas del revés y en frío. Tampoco tiendas la ropa al sol y, al plancharla, hazlo siempre del revés para que el color no se deteriore.

    8. Recuperar la ropa desteñida

    Trata de solucionarlo metiendo la ropa en un barreño con abundante agua a la que debes añadir dos cucharadas de sal y seis de vinagre. Deja que la prenda repose durante un par de horas y luego vuelve a lavarla como haces habitualmente.

    9. Vaqueros con color

    Para evitar que la ropa vaquera vaya perdiendo el color, añade unos cinco gramos de sal al detergente que eches en la lavadora. Además, recuerda que siempre los tienes que lavar del revés y que no conviene que los pongas a secar al sol.

    10. Manchas de tomate

    Si puedes, debes lavar la prenda de inmediato. Si no es así, déjala en remojo para que se ablande. En cualquiera de los casos, echa un chorrito de limón en la zona, deja que actúe durante unos minutos y luego lava la prenda.

    11. Bañadores bien cuidados

    Lávalos cada vez que los uses. Hazlo a mano y retira el exceso de agua sin retorcerlos para evitar deformarlos. Luego, sécalos a la sombra y no los guardes hasta que estén perfectamente secos.

    12. Buen olor en la ropa

    Si te gusta que tu ropa siempre huela a tu fragancia favorita debes añadir unas gotas de colonia en el depósito de agua de la plancha. Mientras quitas las arrugas, añadirás tu olor favorito, que quedará también en el armario y en los cajones.

    Fuente: Leer Artículo Completo