Con purificador de aire y cada seis horas. Así tienes que ventilar tu casa para prevenir el coronavirus en el aire de tu casa

Con purificador de aire y cada seis horas. Así tienes que ventilar tu casa para prevenir el coronavirus en el aire de tu casa

Ya no dudas sobre cómo limpiar tu casa a prueba de coronavirus, lavar tus mascarillas o qué hacer con los paquetes de amazon al llegar a casa. Pero cada día se saben cosas nuevas sobre el COVID-19 y la confirmación de que es capaz de permanecer suspendido en el aire han vuelto a ampliar el panorama de las acciones que podemos realizar para prevenir una infección. Una de las últimas medidas en la que insisten los especialistas ahora que llega septiembre, los colegios abren y las oficinas estarán trabajando a pleno gas, es ventilar a menudo. ¿Pero cómo podemos hacerlo de la forma correcta para que sirva de algo? La ingeniera Shelly Miller de la Universidad de Colorado Boulder está especializada en cómo se transmiten las infecciones en el aire de espacios cerrados y tiene unas cuantas claves que ofrecerte para que lo hagas correctamente.

La importancia de ventilar para prevenir el contagio de coronavirus

Una vez que el coronavirus entra en el aire de un edificio solo existe una forma de librarse de él: renovando ese aire con aire del exterior. Por eso en las habitaciones con ventanas el aire debe circular a menudo: las estancias en las que las ventanas permanecen abiertas serán las más seguras de tu casa. Este aire del exterior será el encargado de “diluir” la carga de virus en el interior de la vivienda.

Este es un consejo fácil de seguir mientras la temperatura exterior se mantenga agradable, ¿pero qué pasará en invierno? Según los ingenieros expertos en la calidad del aire que respiramos, si queremos prevenir una infección por coronavirus, nos va a tocar abrir la ventana mucho más de lo que lo hacemos habitualmente: para una habitación de unos tres metros cuadrados en la que convivan tres personas se recomiendan seis cambios de aire por hora, pero en la situación en la que nos encontramos ahora mismo (y viendo lo que pasó en epidemias anteriores con microorganismos similares al coronavirus) el ideal sería llegar a las nueve veces por hora.

¿Sirven de algo los purificadores de aire?

Si la primera medida es abrir la ventana y crear corrientes abriendo también las puertas, la segunda para completarla puede ser invertir en un purificador de aire, especialmente cuando no se puede garantizar esos nueve recambios de aire a la hora.

Los purificadores de aire son máquinas que filtran el aire de una habitación reteniendo en su filtro las partículas que pueden contener bacterias y gérmenes. Aunque no hay pruebas concretas que demuestren que pueden “captar” al coronavirus sí existen estudios con microorganismos similares al este coronavirus que avalan este sistema.

Eso sí, no todos los purificadores de aire tienen la misma utilidad. En teoría solo los más potentes y con los mejores filtros podrían hacer algo por el aire de una habitación con coronavirus en suspensión. Los purificadores que funcionan con iones u ozono no sirven de nada, hay que buscar modelos que empleen filtros HEPA, que son los mismos que se usan en hospitales y espacios como, por ejemplo, los aviones.

Fuente: Leer Artículo Completo