Descubrimos a Juanito, el hijo chef de Juan Echanove: “Con ocho años, mi padre me metía en la cocina para que le ayudara”

Descubrimos a Juanito, el hijo chef de Juan Echanove: “Con ocho años, mi padre me metía en la cocina para que le ayudara”

El gusto por el buen comer también se hereda, al menos en el caso de Juan Echanove (59) y su hijo, Juanito (23). El actor madrileño tiene una dilatada carrera en el mundo de la interpretación a sus espaldas, pero además se reconoce un apasionado de la gastronomía, ya sea de la más tradicional a la más vanguardista. Ese amor por lo culinario se lo ha traspasado casi como si fuera una herencia en vida a su único vástago, que sueña (y se está preparado para ello) con llegar a ser un grande entre fogones.

Juan Echanove Fernández tiene 23 años y desde muy niño vivió gracias a su padre esa pasión por el buen comer y por colarse en las cocinas de los mejores chefs de nuestro país. “Cuando era niño, en el colegio no tenía ningún objetivo aparte del deporte y entonces, desde los ocho años, mi padre se preocupó de decirme que en lugar de estar sin hacer nada en mi habitación, me fuera con él a la cocina para ayudarle. Y así poco a poco me fue gustando más y le pillé el gusto”, confiesa el joven en conversación con Vanity Fair.

https://www.instagram.com/p/CCoX7NjCcWN/

Y EMPEZAMOS CON LA PASTA!! 🍝🔥🤯 tengo que decir que la pasta fresca es una diferencia abismal❗️❗️… O NO??!! 🤔🤔que pensáis vosotros?? COMENTARLO!!! Pronto storyreceta🤟🏼🔥🔥 ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀ ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀AND WE ARE OFF WITH THE PASTA!! 🍝🔥🤯.. i’ve got to say that fresh pasta is way better than ordinary pasta❗️❗️… OR IS IT??!! 🤔🤔what do you think?? Leave your comment below!! Soon video on my stories🤟🏼🔥🔥 #ravioli #tortellini #freshpasta #italy #chef #cook #staysafe #staystrong #kitcheandoloko #foodporn #delicious #tasty

A post shared byJuan Echanove Jr (@kitcheandoloko) on

No en vano, ese amor por la comida le ha servido a su padre para presentar varios programas de cocina como Un país para comérselo (2010-2012), Mi madre cocina mejor que la tuya (2018) o más recientemente, De la vida al plato, estrenado este mismo año en Amazon Prime Video y en el que Echanove visita restaurantes de la talla de El Corral de la Morería (Madrid), El Celler de Can Roca (Gerona) o Echaurren (Logroño) para dar una visión completa de estas empresas y su labor e importancia gastronómica. Además, el intérprete, que con 15 años se gastaba el dinerillo que ganaba dando clases yendo a restaurantes, publicó Cocina para novatos, un libro en el que daba recetas sencillas para preparar platos de los de toda la vida.

Tras pasar cuatro años en Reino Unido, donde además de estudiar se convirtió en un gran jugador de rugby, otra de sus pasiones junto con la cocina, a los 16 años, Juan Jr (cuya madrina es la actriz Pastora Vega y su padre es padrino del hijo de la actriz e Imanol Arias) empezó a trabajar en un catering. “Ahí se despertó en mí el gusanillo al ver de cerca los entresijos del mundo de la hostelería. Pero viví un momento de ‘crisis existencial’ a los 18 y dejé la cocina a un lado para estudiar Publicidad y Relaciones Públicas en la universidad”, nos cuenta. Pero los fogones siguieron presentes en su vida.

https://www.instagram.com/p/CBI7T7Ai2hZ/

Arrocito de pulpo 🐙 dominguero!!! Millones de gracias @atlas_gourmet por los regalazos 🎁 que me enviasteis, pero en especial por estas patas de pulpo cocidas en su propio jugo!!! 🔥🔥🔥(el jugo lo he utilizado para el fumet 🤯🤯🤯. Me alegra el alma poder cocinar con este producto que mas puedo decir!! 🤟🏼🤟🏼❤️❤️ Deslizad para ver el resultado en detalle!! ➡️➡️➡️➡️ #chef #kitcheandoloko #food #foodporn #arroz #valencia #zarautz #cooking

A post shared byJuan Echanove Jr (@kitcheandoloko) on

“Estudiar cocina me ha unido más a mi padre”

“Con mis amigos, con los que estuve de Interrail, yo era siempre el que cocinaba y ellos estaban encantados y siempre me decían lo bien que lo hacía. De hecho, se quedaron extrañados cuando les dije que dejaba la cocina para estudiar Publicidad”, explica. No terminó la carrera porque no encontraba su sitio y cortó por lo sano. “Tuve que reunir el valor para decirle a mi padre que dejaba la facultad para volver a la cocina. Cuando se lo dije, creo que fue lo mejor que nos ha podido pasar a los dos porque nos ha unido muchísimo tener una afición en común, él no por vocación sino por pasión y yo por las dos”. Entonces Juan se metió a estudiar en la Escuela de Hostelería de AIALA de Karlos Arguiñano en Zarautz, Guipúzcoa.

Para él fue el cambio que necesitaba y lo que le hizo enfocarse en conseguir sus sueños. “Empecé a ser el mejor de la clase y a tener una idea concreta de lo que estaba haciendo. Fue como que empezaron a florecer todas las cosas que había aprendido al lado de mi padre y todo me sonaba, sentía que sabía hacer muchas más cosas de las que yo creía. Gané mucha seguridad en mí mismo, ahora creo que soy otra persona. Vi que iba por el buen camino. Quedé de los mejores de mi curso. Hice prácticas en Karlos Arguiñano y luego me propuse lanzar hace unos meses mi perfil de Instagram, Kitcheandoloko, en la que subo recetas y en la que estoy ahora concentrando gran parte de mis energías”, revela el joven que tras terminar el año pasado en la escuela del chef donostiarra ha empezado a trabajar en el obrador de John Torres, en calle Berastegui 49 de Madrid y considerada una de las ocho panaderías mejores de España, donde está aprendiendo a experimentar con masas para ampliar sus conocimientos y en el que ahora mismo están preparando ya los roscones de Reyes.

https://www.instagram.com/p/B-Ev3bBhhHe/

TE RETO CON ESTE ARROZ: @elsaborumami @smlramos @jechanove @martini_keler @juneelaArroz en paella500g arroz bomba1,200g agua2 alcachofas4 tomates rallados8 caracoles (opcional)6 vainas1 diente de ajo 100g conejo100g polloUnas ramitas de romero Cda pimentonPizca azafran#debalconabalcon #yomequedoencasa #vamos #covid_19 #arroz #recetas

A post shared byJuan Echanove Jr (@kitcheandoloko) on

Su madre es profesora de yoga

“Es la mejor decisión que ha podido tomar. Mi hijo ha encontrado la felicidad en la cocina, más allá de cómo se vaya a ganar la vida, que creo que se la ganará porque sabe cocinar. El problema que tiene la gastronomía hoy no es que no haya gente que sepa cocinar, sino que más bien faltan espacios escénicos. A mi hijo la cocina le hace feliz y solo por eso, considero que la cocina es un bien de primera necesidad. La alta cocina y los cocineros españoles que llevan años defendiéndola, son un bien de primera necesidad porque a mi hijo y a mucha gente como mi hijo, le han dado una razón para vivir", confesaba Juan Echanove en Cocina Futuro.

Y es que el apoyo de sus padres ha sido fundamental para Juan en estos últimos años. “Mi madre, Carmen Fernandez Arbex, es profesora de yoga. Ha hecho muchas cosas, ha sido actriz, ha hecho animación… Ella me ha apoyado desde el minuto cero, siempre. Me ha cocinado mucho y he vivido muchos años con ella. Si algo tenía yo de seguridad en los momentos en los que me sentía más perdido, ha sido gracias a ella. Nunca me he derrumbado porque tenía delante a mi madre a la que jamás la he visto derrumbarse en su vida. Ha sido mi gran apoyo y mi gran motivación”, nos cuenta emocionado. Su madre se volvía a casar en octubre de 2013.

https://www.instagram.com/p/B60GXFiinQg/

Like father like son… like pichon 😂🐦🤟🏼

A post shared byJuan Echanove Jr (@kitcheandoloko) on

“Mis referentes son mi padre y mi abuela Carmen”

A la hora de buscar un referente entre fogones, el joven chef lo tiene clarísimo: “Mis referentes son mi padre, cien por cien, y mi abuela materna Carmen. Más que tener referentes, me fijo mucho en la relación que tienen los chefs con las personas o en su forma de trabajar. Es como si me preguntan cuál es mi plato favorito, supongo que cualquiera que me lleve al pasado, como un marmitako. Me encantan Quique Dacosta y Ángel León, pero más que por lo que hacen, que es una verdadera maravilla, por su pasión a la hora de cocinar”, explica. ¿Y cuál es su plato estrella? “Lo que mejor se me da son los arroces y cualquier tipo de guiso. De hecho mis amigos no me piden platos sino que prefieren que les sorprenda”.

Sus padres se separaron cuando Juan era aún un niño pero siempre ha mantenido una excelente relación con los dos. Además de pasarse el día preparando recetas e investigando para mejorar técnicas, al hijo del actor le apasiona el deporte. “Me ha ayudado a estar centrado y no ir por lugares que no debería. He hecho rugby, fútbol, hockey… Estuve tres años en el equipo de rugby del Liceo Francés en Madrid al volver de Inglaterra. Pero sin duda, hay una disciplina a la que tengo especial cariño: la pesca, que además me une muchísimo a mi abuela Carmen. Cuando era pequeño siempre veraneaba en Comillas y por las tardes iba con ella a pescar y luego me hacía el marmitako con el pescado que habíamos cogido y me trae muy buenos recuerdos”, concluye.

https://www.instagram.com/p/B9MpT_GKau-/

Paella valenciana. Tras cinco intentos ya he dado con mi receta. La que se adapta al agua de Madrid, a la potencia de mi fuego etc. La paella valenciana es una gran receta. Y luego hay millones de variaciones. Pero la paella valenciana es la que es y no hay otra. Y cuando la clavas no tiene comparación. #alaquintavalavencida#paellavalenciana#wikipaella#paellaemoji#platosdedomingo #recetasdearroz#cocinamediterranea

A post shared byJuan Echanove Cuenta Oficial (@jechanove) on

Su padre encontró el amor… ¡hablando de cocina!

Poco abierto a hablar de su vida personal, tras separarse de la madre de su hijo, Juan Echanove, que es miembro numerario de la Real Academia de Gastronomía, encontró el amor precisamente entre plato y plato. En enero de 2014, el actor asistió a una de las jornadas de Madrid Fusión y allí conoció a Cuchita Lluch, cinco años más joven que él y que entonces era Presidenta de la Academia de Gastronomía Valenciana. Ahora es Presidenta Ejecutiva de Feria Mediterránea Gastrónoma y miembro de la Real Academia de Gastronomía.

Se casaron poco más de un año después en Rocafort, localidad de la provincia de Valencia, de donde es Cuchita, que tiene dos hijos de matrimonios anteriores. A su boda solo asistieron una decena de invitados. Tan solo unos meses antes del enlace, en noviembre de 2014, Echanove había perdido a su hermano con tan solo 57 años en un accidente de tráfico. “He encontrado en Cuchita a una mujer, aparte de estar profundamente enamorado de ella, que me contagia una alegría de vivir y un sentido positivo de las cosas que está en su ADN, y es maravilloso”, decía el actor en una entrevista a El Periódico.

https://www.instagram.com/p/BwGwpNOn–b/

#rojodejohnlogan en Soria esta noche

A post shared byJuan Echanove Cuenta Oficial (@jechanove) on

Nieto de un ingeniero zamorano

Nacido en una familia de clase media, Juan Echanove padre vino al mundo en Madrid en 1961. El progenitor del actor nació en Zamora porque su abuelo paterno se dedicaba a hacer saltos de agua. Fue ingeniero y viajaba con frecuencia a Latinoamérica. La madre del actor, Ángela, es de Soria, una mujer de silencios prolongados y pocas palabras como él mismo la definía en la citada entrevista. “Mi madre me ha demostrado o que yo no tenía razón o que quien mandaba era ella. Mi madre es de Soria. Eso es indicativo de… Es gente curada al frío”, explicaba entonces. Cuando su padre se jubiló a mediados de los noventa, empezó a trabajar con el intérprete y le llevaba algunos asuntos laborales. Ahí su unión se hizo mucho más fuerte. “Le dio un sentido a mi vida, distinto a como era antes, a como era desde niño. Es cuando empecé a darme cuenta del valor de las cosas”, recalcaba.

https://www.instagram.com/p/BqRYQ7kAuWs/

Felicidades hijo mio 21 años ya. Muy orgulloso de ti. Te quierooooooi

A post shared byJuan Echanove Cuenta Oficial (@jechanove) on

Amante de la buena mesa desde joven

Echanove estudió Derecho pero su gran pasión siempre fue el Arte Dramático. En 1986 participó en la película Tiempo de silencio, donde se dio a conocer, y a raíz de ello obtuvo el papel de Cosme en la mítica serie Turno de oficio, un papel que le dio una gran fama, algo que en un momento le hizo levantar los pies de la tierra.“Gracias a mis amigos, me di cuenta de que estaba subidito, un poco tonto. Es lógico. Desde que empecé a trabajar, tuve mucha suerte, mi trabajo se reconoció, empecé a ganar muchísimos premios, en cine, en teatro, en tele, maravilloso, todo fantástico. En el año 94, uno de esos días que llegué amaneciendo a casa, dije: ‘Esto se ha acabado’. A partir de ahí comencé a entrar en una vida de conversación conmigo, de renovación absoluta de valores. Es la época en la que tengo a mi hijo. Y encuentro una felicidad que todavía mantengo”, añadía.

https://www.instagram.com/p/B8oopRBqISM/

Paella valenciana. !y no hay más que hablar! #paellavalenciana#garrofoibaquetes #gastronomíavalenciana

A post shared byJuan Echanove Cuenta Oficial (@jechanove) on

Luego vinieron decenas de éxitos, más de treinta películas, otra veintena de obras de teatros y series de televisión tan conocidas como Cuéntame, donde dio vida al recordado Miguel Alcántara hasta 2017. Y siempre entre medias, su pasión por la buena mesa. “Mi afición por cocinar se despertó un día que acompañé a Víctor Manuel a un Salón del Gourmet cuando se celebraba en la Casa de Campo. Había allí un puñado de artistas de la cocina y entendí su compromiso, su dedicación, su estudio y me contagié. No puedo entender la cocina sin el conocimiento, sin la exploración del producto, tocar, ver de cerca la verdad de todo: vidas hipotecadas, sacrificadas en pos de sacar una leche única, un queso extraordinario, el cultivo de una huerta especial, la pesca artesanal, la cría de unos animales con rasgos de singularidad”, explicaba Echanove en Nius. “Las dos cosas que más amo son el teatro y la gastronomía y eso me exige viajar, y me ha permitido enamorarme de este país”, concluía.

Fuente: Leer Artículo Completo