El año nuevo chino ya está aquí: trucos de decoración feng shui muy baratos para atraer la buena suerte a tu casa en el año del buey de metal

El año nuevo chino ya está aquí: trucos de decoración feng shui muy baratos para atraer la buena suerte a tu casa en el año del buey de metal

El Feng Shui trata de crear equilibrio y canalizar la energía de la forma apropiada en cualquier espacio y eso incluye, por supuesto, nuestra casa. Da igual que creas o no que colocar un espejo allí o una fuente allá es un método eficaz para atraer la buena suerte que llega a 2021 de la mano de la celebración del año nuevo lunar. Lo cierto es que en este momento necesitamos toda la suerte y energía positiva que podamos acumular y recordar que toda Asia acaba de inaugurar el año del buey es una buena oportunidad para conseguirlo. El buey de metal es un signo que llega siempre cargado de buenas oportunidades si sabemos atraerlas hasta nuestra casa, y con estos trucos deco Feng Shui lo vamos a conseguir.

Truco 1 de feng shui: refuerza la esquina oeste y este de tu casa

Según la tradición del Feng shui en la esquina de tu casa que da hacia el oeste reside la salud y el bienestar. Para potenciar las buenas vibraciones en esta zona coloca en esa pared de tu casa decoraciones con colores alegres y vibrantes y usa a menudo ese rincón como tu lugar de relajación y descanso: así cargarás las pilas con energía positiva sin darte cuenta.

Por su parte, la esquina este dle hogar es el área del trabajo, la concentración y el esfuerzo. Si tienes que estudiar o trabajar, monta ahí tu despacho, te concentrarás mejor y estarás aprovechando la energía que fluye por tu casa. Para potenciar su efecto, coloca en esta zona plantas de hojas verdes.

Desafortunadamente en el año del buey la zona norte y el sureste de tu casa son desfavorables. Puedes combatir la energía negativa en estos puntos colocando en ambas zonas adornos de metal, como cuencos o candelabros.

Truco 2 de feng shui: usa los cinco elementos en toda tu casa (madera, metal, tierra, fuego y agua).

La madera es sencilla de incorporar a tu decoración: basta con invertir un poco de dinero en plantas que no sean de plástico (y que no tengan espinas). Las plantas verdes fáciles de cuidar ayudan a combatir la energía negativa estancada y permiten que la energía positiva fluya por todos los rincones de tu casa.

El elemento del metal puede ser representado por cualquier adorno que contenga cobre, bronce, oro o plata. Refuerza con estos elementos las zonas más conflictivas de tu casa, aquellas en las que la decoración esté más desorganizada o abigarrada impidiendo que la energía fluya.

El cristal es una manera bonita de incorporar un toque de tierra a cualquier espacio y las velas o las pequeñas lámparas resultan imprescindibles para llevar un poco de fuego que ilumine y encienda la inspiración en el lugar de trabajo.

Por último, las peceras o las fuentes, son clave para permitir que la abundancia fluya a través de su hogar: coloca algún elemento agua en la entrada de tu casa y en tu espacio de trabajo.

Fuente: Leer Artículo Completo