Estas son las mejores dietas para cuidar tu salud y adelgazar si eres mujer y has cumplido 50 años

Estas son las mejores dietas para cuidar tu salud y adelgazar si eres mujer y has cumplido 50 años

Conseguir una dieta que adelgace al tiempo que mantiene la salud y la calidad nutricional, sea fácil de seguir, no resulte restrictiva y ofrezca una forma económica de comer es el santo grial de las dietas. Pero ese Grial existe y los estudios científicos así lo demuestran. Tras años de buscar y comparar ya sabemos cuales son las mejores dietas para las mujeres mayores de 50 años y están cerca de la menopausia: la mediterránea y la dieta DASH. Te contamos cómo son y qué ventajas aportan para que puedas escoger la que más se ajusta a tu estilo de vida.

Mejor dieta para mujeres mayores de 50 años: la dieta mediterránea

Es uno de los patrones de alimentación más sanos que existen en todo el mundo y lo tenemos más fácil que nadie para seguir sus preceptos y aprovecharnos de sus virtudes porque es la dieta más cercana a nuestros gustos y materias primas.

Lo que los científicos y expertos en nutrición consideran una dieta mediterránea incluye bastante menos carne de la que comemos en la actualidad en España, pero si somos capaces de moderar nuestra pasión por la carne roja y procesada cumplir con sus bases no tiene por qué resultar complicado para nadie que viva en España.

La base de la alimentación mediterránea saludable es tomar verduras en todas las comidas (no olvidemos al sofrito de tomate y cebolla como base de cualquier plato), promueve el consumo de legumbres varias veces a la semana, una buena cantidad de fruta fresca al día (entre frutas y verduras hay que consumir un mínimo de siete raciones diarias), picotear 30 gramos de frutos secos al día (especialmente nueces), abandonar los hidratos de carbono refinados y sustituirlos por cereales integrales y usar para cocinar aceite de oliva virgen extra. Las proteínas son aportadas, por preferencia de aparición, por cantidades moderadas de pescado (especialmente pescado azul de pequeño tamaño), huevos, lácteos, carne de ave y carne roja.

Seguir este patrón de alimentación reduce el riesgo de padecer muchas de las enfermedades que aparecen con la edad, como patologías cardíacas, diabetes, cáncer y deterioro mental. Y lo mejor de todo, un estudio liderado por la Universidad de Navarra comprobó que las mujeres que estaban en la menopausia o a punto de llegar a ella reducían un 30% el riesgo de sufrir obesidad y sobrepeso si se mantenían fieles a esta foma de comer.

Mejor dieta para mujeres mayores de 50 años: la dieta DASH

Su nombre obedece a las siglas Dietary Approaches to Stop Hypertension y como puedes deducir por esas siglas esta dieta fue diseñada para cuidar la salud del corazón de personas hipertensas. Y no olvidemos que casi el 40% de las mujeres españolas son hipertensas… aunque muchas no lo saben. Tener la presión arterial alta, desgraciadamente, no da síntomas pero sí predispone a padecer una enfermedad cardíaca grave, un riesgo que aumenta aún más al llegar la menopausia. Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte por enfermedad en España.

La dieta DASH es capaz de controlar, al menos, uno de esos riesgos, el de la hipertensión y lo hace a través de una alimentación baja en sal y todo tipo de alimentos con sodio (adiós ultraprocesados) y rica en alimentos que poseen calcio, potasio y magnesio, como las frutas, los lácteos desnatados, las verduras, los cereales integrales, las legumbres y cantidades moderadas de carnes sin grasa. Las carnes rojas y los dulces se dejan para las ocasiones especiales y las carnes procesadas se abandonan por completo. El hecho de reforzar la ingesta de estos tres minerales y abandonar los ultraprocesados cargados de sal ayuda a reducir la presión arterial.

Como en el caso de la dieta mediterránea, la dieta DASH también contribuye a la pérdida de peso por distintas vías. Por una parte, los alimentos que selecciona para los menús tienen un gran poder saciante, por otra, al eliminar los ultraprocesados de la despensa (que son los alimentos que más nos engordan y menos nos aportan), nos ahorramos calorías vacías. Si queremos reforzar aún más ese resultado, una investigación publicada en JAMA nos puede ayudar: según este estudio los participantes que combinaban la dieta DASH con tres sesiones de ejercicio de media hora cada tres días a la semana (10 minutos de calentamiento y 30 minutos de caminar, ir en bicicleta o correr) perdieron aún más peso que los que solo seguían la dieta.

Fuente: Leer Artículo Completo