¿Existen alimentos buenos y malos?

¿Existen alimentos buenos y malos?

La inmensa mayoría de alimentos no tienen realmente una “bondad” o “maldad” inherente a su composición o estructura química. No obstante, es cierto que hay alimentos, sobre todo los ultraprocesados, que no ofrecen nada bueno. Por ejemplo, una magdalena industrial, repleta de harinas, aceites refinados y azúcar no es un alimento que vaya a contribuir en absoluto a tu salud, por varios motivos:

1. Es pobre en nutrientes.

2. Es alta en calorías.

3. Tiene una palatabilidad excesiva y un índice de saciedad muy bajo, por lo que seguramente comas más de lo que deberías.

En general no sería un alimento recomendable, pero una magdalena, por muy industrial que sea, no va a matarte. El consumo anecdótico (bajas cantidades) de ultraprocesados no va a tener un impacto significativo en el organismo. Es decir, que la cantidad y la frecuencia de consumo, también importan.

Para determinar con mayor precisión si un alimento es adecuado o no, deberíamos analizar las siguientes variables:

1. Los ingredientes del alimento: ¿tiene ingredientes de calidad?, ¿es una materia prima?, ¿a qué proceso de manipulación ha sido sometido?

2. La composición nutricional: ¿es un alimento especialmente rico en algún nutriente?, ¿cuál es su densidad nutricional(densidad nutricional: hace referencia a la cantidad de nutrientes presentes en un alimento en relación a sus calorías)?

3. La frecuencia de consumo/contexto de su consumo: ¿cuántas veces al mes/año consumes ese alimento?, ¿se trata de una ocasión social especial?, ¿cuál es tu motivación para comer dicho alimento?

4. La persona que lo consume: ¿hace deporte?, ¿tiene alguna patología metabólica?, ¿se encuentra en un porcentaje de grasa saludable?

Todas estas variables influyen en que un alimento sea más o menos recomendable para nosotros. De tal forma, es posible que un mismo alimento, sea “bueno” o “malo” en función de la situación o la persona que lo consuma. Una de las formas más claras para verlo es la temida pasta blanca

La pasta blanca está elaborada con harinas refinadas y es un alimento bastante pobre nutricionalmente (pocos nutrientes en una cantidad considerable de calorías). Además, suele ser un alimento poco saciante ya que se acostumbra a tomar como plato único, sin su correspondiente guarnición de verduras y proteína. Por lo general, podríamos decir que no es un alimento interesante para la mayor parte de la población que, por desgracia, no realiza mucho ejercicio diario.

En cambio, para un deportista, la pasta blanca es un alimento muy recomendable, precisamente por las mismas razones anteriormente mencionadas: le ayudará a consumir las calorías y los hidratos de carbono que necesita para su práctica deportiva, sin aportar mucha fibra ni saciarle en exceso.

Mismo alimento, diferente contexto y diferente adecuación.

Por lo que para resumir podríamos decir que no hay alimentos buenos o malos, sino alimentos más o menos recomendables para cada persona en cada situación.

+ INFO: Fitténtalo

Fuente: Leer Artículo Completo