Fernando Iglesias Mas: Trabajar con Almodóvar es una maravilla, un privilegio. En ese entorno artístico lo hacen todo muy fácil

Fernando Iglesias Mas: Trabajar con Almodóvar es una maravilla, un privilegio. En ese entorno artístico lo hacen todo muy fácil

Ha hecho varios cameos en el cine, en películas de Pedro Almodóvar; en Tres bodas de más de Javier Ruiz Caldera hasta interpretó un papel algo más largo, "el de chulo", dice entre risas. Jugador de baloncesto -deporte que aún practica, aunque de forma amateur, "que ya tengo 57 años", avisa-, relaciones públicas de "todas" las discotecas de moda de Madrid, un trabajo que dejó "antes de acabar acodado en la barra, bebiendo con los hijos de mis amigos", modelo -"sigo en activo, pero en un perfil más de abuelo", bromea, Fernando Iglesias Mas es todo eso y, sobre todo, fotógrafo. Una disciplina que empezó a estudiar cuando contaba con 35 años de edad. "Me enamoré", cuenta al teléfono desde su casa en el madrileño Barrio de Malasaña. "Uno de los más fotogénicos de la ciudad", presume.

Madrid es de hecho la gran protagonista de la obra de Iglesias Mas, que expone estos días en el Espacio Garaje Lola de la capital su último trabajos, realizados en colaboración con el pintor Marc Janus, con quien forma el colectivo Smelter. "Marc pone sus telas al óleo, y yo imprimo sobre ellas mis fotografías. Vamos experimentando con las tintas reaccionan hasta que vemos que queda… Aceptable. Es muy divertido", explica Mas, que recoge en sus instantáneas "los cambios, con o sin intervención humana o de las condiciones metereológicas" que se van produciendo por las calles de la ciudad. "Madrid es mi principal influencia, tengo obsesión por las paredes, por los desconchones, por el graffiti, que para mí es arte puro y no tiene nada que ver con las firmas, que en muchas ocasiones simplemente ensucian", subraya este admirador de Bansky, por supuesto, pero también del trabajo de Helmut Newton o Richard Avedon y, en especial, del fotógrafo francés Robert Doisneau. "Me vuelve loco pero vaya, tengo muchos referentes. Soy muy facilón", cuenta antes de añadir el trabajo del pintor Jorge Galindo y el de su mujer, Felicidad Moreno, o el del arquitecto y diseñador Gio Ponti entre sus principales influencias.


Precisamente Ponti es uno de los referentes estéticos de La voz humana, el cortometraje de Almodóvar en el que Iglesias Mas se estrenó como responsable de la fotografía fija. Un proyecto que le brindó la oportunidad de, entre otras muchas cosas, trabajar con la actriz escocesa Tilda Swinton. "Tilda es maravillosa, increíblemente fácil, dulce, participativa. ¡No sabes lo cariñosa que fue con todos los miembros del equipo! No hace falta decir que tiene una fotogenia… Increíble. Con esa cara que tiene andrógina, guapísima. Fue impresionante", comenta Iglesias Mas.

El fotógrafo se ha encargado también de la foto fija del nuevo filme de Almodóvar, Madres paralelas, que se estrena el 8 de octubre. "Yo creo que en La voz humana me estaban probando, y debieron quedarse contentos, sí", sostiene. "Mi papel en la troupe de Almodóvar es… Trabajo. Un trabajo en un entorno artístico que es una maravilla, un privilegio. Además lo hacen todo muy fácil. Es un lujo", insiste el fotógrafo, que acaba de estar en Venecia en la presentación mundial de la cinta, ocasión que ha aprovechado para tomar instantáneas de la ciudad.

Iglesias Mas se describe a sí mismo como un "fotógrafo de ojo. Paso por los sitios y si algo capta mi mirada, y lo inmortalizo, pero no me siento capaz de inventarme situaciones o composiciones. Soy intuitivo", explica. Su jornada ideal arranca cámara en mano en su barrio de Malasaña y le llevaría por sus rincones favoritos de la ciudad, que no son pocos: "La Casa de Campo, la Plaza de San Pol de Mar, Carabanchel, donde se están mudando cantidad de artistas y hay un ambiente fantádtico, muy efervescente, la Plaza de Colón, ya que me atraen los sitios donde se reúnen los jóvenes a patinar o bailar break-dance, garantía de que cerca habrá graffitis…", enumera. Si se pierde, búsquenlo en un parque de Aluche cuyo nombre no revela, y donde se reúnen muchos aficionados a la pintura con su caballete. O en la galería donde expone actualmente su obra, Garaje Lola. Si no les da tiempo a llegar -la muestra acaba el 30 de septiembre-, no se preocupen. Ya prepara la próxima para el mes de marzo.


Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo