Fitness en pijama: estiramientos que puedes hacer en la cama y con los que vas a dormir bien

Fitness en pijama: estiramientos que puedes hacer en la cama y con los que vas a dormir bien

Lo has probado todo, pero llevas una semana sin pegar ojo. Si ni las infusiones de valeriana, tomillo y jengibre han obrado su magia; cenas de una forma respetuosa con el descanso nocturno y no has logrado nada; y hasta has expulsado de tu dormitorio a tu móvil y sigues con los ojos como platos a las dos de la mañana, ha llegado el momento de llamar a la caballería. Te proponemos una tanda de estiramientos muy sencillos que puedes hacer en la mismísima cama y que tienen eficacia garantizada para inducir el sueño y la relajación. ¿Preparada para dormir bien?

Para comenzar túmbate boca abajo en la cama con la cabeza apoyada sobre los antebrazos. A continuación, dobla la rodilla izquierda y lleva la pierna hacia los glúteos al tiempo que agarras el tobillo para ayudar en el estiramiento del muslo. Aguanta esta postura durante cinco respiraciones y después repite durante otras cinco respiraciones el mismo movimiento con la pierna derecha.

Una vez finalizado el ejercicio anterior, desliza un brazo debajo del cuerpo para rotar lentamente de costado y que tu cuerpo quede boca arriba su brazo. Luego, estira la pierna izquierda hacia arriba y con ayuda de los brazos llévala empujándola suavemente hacia el pecho. Debes sentir como los tendones de la corva y la parte delantera de la pierna “tiran” un poco, pero tampoco fuerces demasiado.

Desde esa postura, con la pierna alzada y sin sujetarla con las manos, lleva la pierna hacia el lado exterior de forma que notes cómo se estiran los músculos del muslo. Repite todo el proceso con la otra pierna. Y si te da la flexibilidad pon ambas piernas flexionadas a los costados de manera que las plantas de los pies se toquen.

Para terminar, estira los músculos de la espalda llevando ambas rodillas hacia el pecho y abrazándolas. Intenta que mientras mantienes la postura tu cuello y tus brazos y hombros estén relajados. Mantén esta postura durante cinco respiraciones completas y ya estás lista para acostarte y dormir como un bebé.

Fuente: Leer Artículo Completo