La receta de lubina fresca con salsa teriyaki que promete engancharte

La receta de lubina fresca con salsa teriyaki que promete engancharte

  • 20 recetas de cenas ligeras para no volver a pensar qué cocinar cada noche.
  • Ficha estas 10 recetas de corvina para sacar partido a este delicioso pescado.

    Si te ha cansado de cocinar el pescado simplemente a la plancha, presta atención porque te mostramos cómo prepararlo de un modo diferente y con mucho sabor. Innova en tu cocina con esta receta de lubina fresca con salsa de teriyaki que nos propone Crianza de Nuestros Mares.

    Te enseñamos, paso a paso, cómo cocinar la lubina procedente de la acuicultura, un método de crianza de pescado frescoque es prácticamente un arte. Los expertos se encargan de implementar los mayores estándares de calidad desde que nacen los peces. Además, es un sistema sostenible con los recursos naturales de los fondos marinos. Crianza de Nuestros Mares es un sello de origen, pero sobre todo es una garantía de calidad. Un exclusivo distintivo que únicamente pueden llevar peces criados por empresas españolas en las aguas de mar abierto de nuestras costas y que, además, cumplan un exigente Reglamento de uso.

    Receta de lubina fresca con salsa teriyaki

    Ingredientes para 4 personas: 800 g de lomos de lubina, 1 l de agua, 100 g de sal, aceite de girasol, 2 claras de huevo, maizena, 0,75 dl de salsa de soja, 0,3 dl de vinagre de arroz, 2 cucharadas de azúcar moreno, 1 diente de ajo y 10 g de jengibre fresco.

    Paso 1

    Mezcla en un bol el agua con la sal para preparar una salmuera. Introduce la lubina y deja en la nevera durante 30 minutos.

    Paso 2

    Para la salsa teriyaki: disuelve en un poco de agua una cucharadita de Maizena. Pon una sartén al fuego con el vinagre de arroz, la salsa de soja, el azúcar moreno, el ajo pelado y picado y el jengibre rallado. Añade el agua con la maizena y mantén a fuego medio durante cinco minutos. Retira y reserva.

    Paso 3

    Escurre y seca la lubina. Corta los lomos en trozos. Pásalos por clara de huevo batida y después por Maizena. Pon una sartén al fuego con abundante aceite de girasol y cuando esté bien caliente fríe la lubina durante medio minuto. Retira a papel absorbente. Sirve en el plato pintado con la salsa teriyaki y vertiendo el resto de la salsa sobre la lubina frita.

    Fuente: Leer Artículo Completo