Lis Cuesta Peraza: así cedió Cuba al burgués concepto de primera dama

Lis Cuesta Peraza: así cedió Cuba al burgués concepto de primera dama

En abril de 2018, Miguel Dïaz-Canel (61 años) protagonizaba un momento histórico al acceder a la presidencia de Cuba. Por primera vez en el siglo XXI, no sería un Castro quien se sentaría en esa silla. Ahora, también será suyo el sitio que durante seis décadas ocuparon los hermanos Fidel y Raúl Castro: la presidencia del Partido Comunista de Cuba.

A su lado, Lis Cuesta Peraza (49 años) también supuso un punto y aparte en la historia de un país donde las primeras damas no existían hasta que llegó ella. Fidel y Raúl Castro consideraban esa denominación como algo “burgués” y “capitalista” y no dieron ningún protagonismo a sus respectivas esposas.

Lis Cuesta es profesora universitaria y jefa de Servicios Académicos de una filial turística del Ministerio de Cultura que organiza viajes a Cuba y tiene oficinas en distintos lugares del mundo, llamada Agencia Paradiso. En 2009 se trasladó de Holguín, su ciudad natal, a la Habana, al otro extremo de la isla, cuando Díaz-Canel comenzó a ganar peso en la política del país al ser nombrado ministro de Educación Superior, hasta hacerse con la presidencia el 18 de abril de 2018.

La pareja se conoció en 2003 en Holguín, cuando el ahora presidente fue designado primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la ciudad. Ambos estaban casados; él con Marta Villanueva, con quien tuvo dos hijos, y ella con un militar, padre de sus dos hijos. Cuesta había realizado sus estudios en el Instituto de Ciencias Pedagógicas de Holguín, donde hizo una licenciatura y una maestría; y trabajó en el departamento de comunicación del Sectorial Provincial de Cultura y, cuando se conocieron, desempeñaba el cargo de directora del Centro Provincial del Libro y la Literatura.

A excepción de la visita a China en el mes de abril de 2019 para conocer a su homóloga china Peng Liyuan, Cuesta no había protagonizado actos políticos sin la compañía de su esposo, aunque sí se muestra comprometida con la situación política de su país y ya ha realizado viajes oficiales junto a Díaz-Canel a México y Dublín, al igual que ha recibido a otras figuras importantes en su país como el príncipe Carlos y Camila de Cornualles o Pedro Sánchez y su esposa Begoña Gómez, durante su presidencia en noviembre de 2018.

En 2019 fue la encargada de recibir a los reyes Felipe Vi y Letizia en su visita con motivo del 5º centenario de la fundación de La Habana, una cita histórica ya que fue el primer viaje de Estado que realizó un rey de España al país.

Aquella aparición con la reina española desató miles de comentarios, no todos positivos, al considerar muchos ciudadanos que su primera dama no había estado a la altura del estilo de Letizia. Pero no hace falta que la visit una monarca europea para captar la atención –positiva y negativa– pues su mera aparición ante las cámaras, por lo novedosa, genera una gran expectación y por eso, algo tan sencillo como el tatuaje que dejó a la vista en marzo de 2018 durante la ratificación de la nueva Asamblea Nacional se hizo viral en los medios nacionales.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo