Los 3 mejores consejos para adelgazar si ya has cumplido 40 años (o más)

Los 3 mejores consejos para adelgazar si ya has cumplido 40 años (o más)

Se acerca el fin del verano y la báscula nos recuerda que, de nuevo, hemos vuelto a pecar: ¿cuánto te costará despedirte de ese par de kilos que te has traído de souvenir? Pues, lamentablemente, si ya estás en la cuarentena (o más) vas a tener que esforzarte un poco más que si tuvieras 20. ¿Por qué ganamos las mujeres peso con la edad y por qué es tan difícil adelgazar a partir de los 40 (y no digamos con la llegada de la menopausia)? En principio, puedes echarle la culpa a tus hormonas. Cuando eres joven hay una etapa del ciclo menstrual en el que los estrógenos están en todo lo alto, asaltan el cerebro y se encargan de regular la ingesta de comida, el gasto metabólico y la forma en la que se almacena la grasa corporal. Pero cuando el nivel de estrógenos desciende con la edad y ya no se producen esos picos de estrógenos es otra hormona, la leptina, la que se hace cargo de estas funciones y la cosa cambia.

Si el cerebro no es especialmente sensible a la leptina (y si no has sido una persona muy activa a lo largo de tu vida puede que sea así) esta hormona acaba promoviendo que comamos de más y que gastemos de menos, además de que a la leptina le gusta más acumular la grasa en el abdomen en vez de de debajo de la piel (como hacen los estrógenos). ¿Significa esto que hay que rendirse y asumir que los kilos se acumulan con la misma rapidez que los años? Pues no, existen formas adecuadas de adelgazar y mantenerte en tu peso tengas los años que tengas. Los expertos dan estas tres claves para garantizar que si ya has cumplido los 40 o los 50 y quieres adelgazar, lo consigas.

1. ¿Cómo adelgazar a los 40? No le tengas miedo a los hidratos, pero escoge los mejores y modera las raciones

A partir de los 40 los requerimientos de hidratos diarios disminuyen, pero no desaparecen. Abandonarlos por completo es uno de los errores más comunes que se realizan cuando queremos perder peso, especialmente si queremos despedirnos rápido de ese exceso de kilos. En vez de seguir una dieta baja en hidratos de carbono sin más, reduce el tamaño de las raciones de hidratos y procura que estos siempre sean de la mejor calidad. Abandona las harinas refinadas y los dulces y pon en tu plato unos 45 g de cereales integrales por comida: con unos 175 g de hidratos diarios, si son de buena calidad, es suficiente.

2. Para perder peso con más de 40 años convierte a las verduras en el centro de tus platos

¿Acostumbrada a pensar en un filete a la plancha para perder peso? Saca esa imagen de tu cabeza e invierte el orden de los factores: la verdura ya no es tu guarnición, es la estrella de cada comida principal del día, construye cada menú pensando en la verdura como el primer plato o como el ingrediente principal de tu plato combinado en el que tampoco deben faltar las proteínas magras (pero no pueden restarle el protagonista “al verde”).

Necesitas comer cinco porciones de verduras al día (incluso en el desayuno). Para calcular las porciones piensa en el tamaño de una pelota de tenis o en una taza llena de verdura. ¿No te ves capaz de desayunar verdura? Echa mano de tu imaginación y acervo gourmet. Unas tostadas integrales con pimientos asados y caballa, un boniato asado con espinacas y queso, unos palitos de zanahoria con hummus de berenjena asada o una tortilla con calabacín no suenan tan mal para empezar el día, ¿no?

3. Si ya has cumplido 45, come comida real

A veces basta con cambiar el chip y asumir que para estar sana hay que cocinar y hacer una lista de la compra repleta de comida real es todo lo que necesitas para perder peso. Las investigaciones muestran, por ejemplo, que las mujeres que sustituyen los artículos elaborados con harinas altamente procesadas por el consumo de cereales integrales son capaces de perder peso aunque no reduzcan el número de calorías que consumen al cabo del día. El consejo de los expertos es que dejes de ponerte a dieta y te enfoques en un nuevo objetivo: comer mejor, más sano y cocinando más. Si sigues este consejo la pérdida de kilos está garantizada.

Fuente: Leer Artículo Completo