Los países que mejor responden al coronavirus tienen algo en común: están liderados por mujeres

Los países que mejor responden al coronavirus tienen algo en común: están liderados por mujeres

La coincidencia no ha pasado inadvertida para los observadores internacionales, atentísimos a la hora de conectar un fenómeno que podría ser algo más que una casualidad: los países que están teniendo una respuesta más empática ante la crisis de la Covid-19 y que más están acertando con las medidas sanitaras y tecnológicas están liderados por mujeres. Hagamos un repaso de estas Presidentas y Primeras Ministras, empezando por Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwan. Su respuesta al primer indicio de coronavirus en su territorio fue tan rápida y efectiva, que no ha tenido que recurrir al confinamiento de la población. Más aún: ha enviado 10 millones de mascarillas a Estados Unidos y Europa. Para los expertos, su gestión pasará a la historia. En Nueva Zelanada, Jacinda Arden (en la foto) cerró fronteras e impuso cuarentenas y detección rápida tras constatar los seis primeros casos, medidas que le han permitido contar con solo 12 fallecimientos. Además, ha rebajado el sueldo del gobierno un 20%, en solidaridad con la ciudadanía.

En Finlandia, la jefa de Estado más joven del mundo, Sanna Marin, tuvo la gran idea de reclutar a influencers para difundir información científica sobre el coronavirus a las audiencias jóvenes. Su estrategia fue importante, ya que uno de los focos de contagio principales en este país fueron los colegios. En Dinamarca, Mette Frederiksen cerró fronteras, escuelas, universidades y prohibió reuniones de más de 10 personas de manera muy temprana. Además, sus discursos han sido muy elogiados por su franqueza y claridad. Su rapidez y eficiencia ha sido premiada por los daneses: un 79% de ellos considera que está haciendo un buen trabajo.

Erna Solberg, la primera ministra de Noruega, tuvo la sensibilidad de acordarse de los niños, probablemente los que más están sufriendo el largo confinamiento en España. Solberg recurrió a la televisión para hablar directamente con los niños de su país, en una charla en la que no entraron adultos y en la que explicó detalladamente la situación a los más pequeños. El liderazgo de Angela Merkel también ha destacado en esta situación de crisis continental, insistiendo desde su primera intervención pública en que había que tomar en serio la Covid-19 y admitiendo abiertamente que se infectaría hasta el 70% de la población. Esto permitió que Alemania se saltara la fase de negación que ralentizó la respuesta en otros países. Además, Merkel ordenó pruebas masivas de manera muy temprana, con lo que sus cifras de contagio y fallecimientos están por debajo de las de otros países europeos.

En Islandia, Katrín Jakobsdóttir ha puesto gratuitamente a disposición de toda la ciudadanía pruebas gratis de coronavirus, convirtiéndo al país en un caso de estudio clave para determinar las tasas de propagación y mortalidad del virus. De momento, ha realizado el texto al 10% de su población, una cifra que ningún otro país del mundo ha logrado hasta el momento. De momento, se estima que alrededor de la mitad de los islandeses han tenido coronavirus en algún momento, sin haberse dado cuenta. En todocaso, el sistema de seguimiento de Katrín Jakobsdóttir fue tan exhaustivo, que no ha tenido ni siquiera que cerrar las escuelas. Es más: a partir del 4 de mayo abrirá los centros de secundaria y las universidades.

Fuente: Leer Artículo Completo