Melania Trump cree que la verdadera víctima del asalto al Capitolio es ella

Melania Trump cree que la verdadera víctima del asalto al Capitolio es ella

Hubo un tiempo en que Melania Trump y Stephanie Winston Wolkoff, ex asesora de la primera dama de los Estados Unidos, eran amigas. Pero ya no. Y menos después del artículo que ‘The Daily Beast’ publicó, firmado por Wolkoff, en el que esta aseguraba que Melania tenía las manos manchadas de sangre, que se arrepentía y se avergonzaba de haber trabajado con ella y que no podía decir que le sorprendía ni que Trump hubiera instado el ataque al Capitolio, ni que Melania permaneciera callada. “Saldrán de la Casa Blanca sin remordimientos, dejando cadáveres atrás y conduciendo hacia Mar-a-Lago sin mirar atrás” -aseguraba.

En el grandísimo debate generado en redes sobre la actuación de Melania, no todo el mundo se muestra en contra de la primera dama.

La publicación de este texto, unido a los informes que inundan los medios sobre lo que estaba haciendo Melania durante el asalto (supervisaba una sesión de fotos), han hecho que la primera dama estalle y emita un comunicado del que no sale mejor parada. Con varias faltas, que ya han sido corregidas, y reutilizando partes de un discurso de agosto de 2020 -recordemos que su jefa de gabinete y portavoz dimitió tras el asalto al Capitolio– Melania rompía su silencio y se presentaba a sí misma como una víctima.

“Me parece vergonzoso que alrededor de esos trágicos hechos haya habido lascivos cotilleos, ataques personales indeseables y acusaciones falsas sobre mí procedentes de gente que lo que quiere es llamar la atención y tienen su propia agenda”. Así, lo que debía ser un mensaje de condolencia para la nación acabó por convertirse en una pataleta fuera de lugar.

Las claves ocultas o cómo el orden de los factores sí altera el producto

El discurso ha sido analizado con lupa. Más allá del egocentrismo o la falta notable de su asesora, una de las partes que más controversia ha generado es aquella en la que equipara la muerte de la sublevada que participó en el ataque al Capitolio -a la que cita en primer lugar cuando se acuerda de las víctimas- con la del policía que murió a causa de los golpes provocados por los insurgentes con un extintor.

Kate Bennett, una reportera que se ha mostrado bastante crítica con la actuación de Melania, asegura que, tras el asalto, se le preguntó a Melania si tenía planes de emitir “una declaración de calma” o una súplica para detener la violencia y ella se negó.

Sorprende que, en una situación de caos y crispación política como la que atraviesa Estados Unidos, el que podría ser el último mensaje de su FLOTUS (First Lady of the United States of America) se centre en ella misma, hasta tal punto que ha recibido críticas de los círculos conservadores. En palabras de Anita McBride, jefa de gabinete de la exprimera dama Laura Bush, “En un momento en el que el país está sufriendo tanto y ansiamos la autoridad moral de nuestros líderes, no debería estar hablando de si se siente atacada o tergiversada”.

Fuente: Leer Artículo Completo