Olivia Colman, Angela Besset o H.E.R: el oro ético también brilló en los Oscar

Olivia Colman, Angela Besset o H.E.R: el oro ético también brilló en los Oscar

Cuando la cantante Gabriella Wilson, conocida como H.E.R, subió a recoger su Oscar a la mejor canción por "Fight for You", se pudieron ver en sus manos dos imponentes sortijas de oro blanco, diamantes y zafiros a juego con el resto de su look. A sus 23 años ha sido la primera artista en conseguir el mismo año un Grammy y una estatuilla dorada, y se ha colcoado desde el inicio en un grupo de artistas que usan el éxito y la fama para marcar conciencia social. En su caso, a veces lo ha hecho incluso con su indumentaria: como cuando el año pasado ella y sus músicos llevaron camisetas en el programa Saturday Night Live que denunciaban el asesinato de 12 personas en manifestaciones pacíficas por disparos de la policía. Y con su voz: siempre ha reivindicado su interés en denunciar cualquier tipo de abuso. Pero también con su imagen: por eso piensa muy bien todo lo que luce cuando sale a escena. En la gala de los Oscar 2021, donde volvió a brillar, lo hizo con joyas hechas con "oro ético", la otra cara de lo que se conoce como "oro sucio".

Los anillos de H.E.R. como los pendientes, sortijas y pulseras que lucieron Angel Besset o los de Olivia Colman están hechos de ese oro responsable, que no se diferencia del que no lo es en el resultado, sino en el proceso. Las joyas hechas con ese oro en los Oscar las firmaba Chopard, pues la firma suiza utiliza ese material desde 2018, cuando anunció su compromiso de trabajar con materiales cuya producción fuera respetuosa con el medio ambiente. De ese modo, todas sus colecciones desde entonces se han hecho con el metal obtenido de pequeñas minas que trabajan con la Asociación Suiza de Oro Mejor y el Consejo de Joyería Responsable, organismos que controlan el proceso para que su elaboración sea justo con los trabajadores y sostenibles con el medio ambiente.

Eventos como los Oscar y celebridades como las citadas ejercen de escaparates perfectos para unas ideas más afines con los tiempos. Por eso las estrellas cuidan que su ropa, sus cosméticos, sus coches, pero también de que sus alhajas sean reflejo de esa nueva conciencia. Un ejemplo lo dio hace poco Meghan Markle durante su archicomentada entrevista con Oprah Winfrey, donde llevó un anillo con un zafiro rosa sobre una estructura de oro reciclado.

Ese oro, sin embargo, es distinto al oro ético que lucieron varias estrellas en la última ceremonia de los Oscar. La primera diferencia es que el oro reciclado es respetuoso con el medio ambiente en su producción, pero al estar hecho de oro usado anteriormente y haber sido mezclado con otros componentes, no es posible conocer la trazabalidad completa de cada parte. Por eso no puede garantizarse que en alguna de esas partes más pequeñas no haya algo de lo que se conoce en el sector como "oro sucio".

El oro sucio es el que se ha obtenido explotando los recursos naturales y/o humanos de una determinada mina o zona del planeta. Consiste en extraer la material de la tierra sin pensar en el futuro, sin cuidar del entorno ni de los derechos de las personas que lo trabajan.

Esa es, por tanto otra diferencia con el oro ético, del que se puede rastrear y conocer todas las fases de su producción y las condiciones laborales en las que se ha obtenido. Para poder hablar de oro ético las condiciones son más estrictas que para el resto de denominaciones. En el aspecto ambiental es un oro hecho a pequeña escala y con un impacto mínimo en los entornos de donde se saca. Y en el aspecto laboral, no puede haber diferencia salarial entre hombres y mujeres en las empresas que lo producen; ni trabajar en ellas menores de edad; ni el dinero obtenido se haya destinado ni en pequeña ni en gran proporción a sufragar conflictos armados.

Este último es un cuidado idéntico al que practican muchas marcas con sus piedras preciosas. Por ejemplo, Cartier, que desde hace unos años solo emplea en sus diseños diamantes obtenidos de manera responsable. Fue el caso de los discretos pendientes que lució AmandaSeyfried en esta última gala de los Oscar o el pack de dos millones de dólares compuesto por un brazalete con eslabones enormes, pendientes y anillos que paseó por la alfombra roja Andra Day, encargada de dar vida en la ficción a Billie Holliday. Todas creaciones de la firma francesa y todas, pequeñas o XL, cuajadas de unas piedras que reciben la denominación de diamantes conflict free.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo