Pilar Rubio lleva su entrenamiento a otro nivel y se atreve con el kick boxing (la verdadera clave de su tipazo)

Pilar Rubio lleva su entrenamiento a otro nivel y se atreve con el kick boxing (la verdadera clave de su tipazo)

Algo tendrá lo de golpear una almohadilla con los puños y las piernas cuando ha enganchado a nuestras celebrities de cabecera: desde Victoria Beckham a Serena Williams. Pero para buscar a una famosa que ha conseguido convertir del kickboxing en una opción atractiva para todas nosotras no hace falta viajar hasta EE.UU.: Pilar Rubio es nuestra sensei y nuestra inspiración. La presentadora es una auténtica profesional de esta disciplina deportiva (tiene incluso el cinturón naranja) y a ella le debe sus nervios templados, su tipazo después de dar a luz a cuatro hijos y su salud de hierro. ¿Es posible conseguir todo eso practicando kickboxing? Pues sí, parece que este deporte que combina técnicas de boxeo con patadas heredadas del karate y otros deportes de combate orientales es un completo ejercicio de cardio capaz de quemar grasas, tonificar músculos y reducir cinturas. ¿Quieres saber qué más puede hacer por ti el kickboxing?

Beneficios del kickboxing para las mujeres: es un deporte completo

¿Necesitas hacer cardio? El kickboxing lo hace por ti. ¿Ejercicios de fuerza? También los incluye. ¿Ganar equilibrio? ¿Aumentar tu capacidad aeróbica? ¿Conseguir mayor elasticidad? Cualquier objetivo fitness que te propongas está incluido en una sesión de kickboxing y lo mejor de todo es que es divertido.

Ten en cuenta que solo en el calentamiento, para conseguir que tu técnica de golpes gane en potencia y fuerza, debes entrenar piernas, brazos y core a fuerza de sentadillas, burpees y flexiones… eso sí, adaptados a tu ritmo: la combinación HIIT quemagrasa perfecta.

Pero no solo tu cuerpo se tonifica y fortalece a través de la práctica del kickboxing: la parte de la clase más divertida, esa en la que aprendes a repartir patadas y puñetazos, es un buen entrenamiento para tu cerebro que debe aprender a coordinar movimientos y reaccionar. Y cuando por fin consigues enlazar una secuencia y aciertas en el blanco con tus piernas o puños, el efecto antiestrés está garantizado.

Fuente: Leer Artículo Completo