Qué es LISS, el entrenamiento de cardio más fácil de hacer que te permite adelgazar esos kilos que has cogido en Navidad sin sufrir

Qué es LISS, el entrenamiento de cardio más fácil de hacer que te permite adelgazar esos kilos que has cogido en Navidad sin sufrir

El entrenamiento de moda desde hace ya años para perder peso es el HIIT. No es para menos, los intervalos de alta intensidad han demostrado muchos beneficios y si estás en buena forma puede ser adictivo. Pero si hace tiempo que no pisas un gimnasio (y has cogido algo de peso recientemente) una clase de HIIT es demasiado para ti. ¿Significa eso que tienes que rendirte con tu deseo de llevar una vida más fit desde el primer día? Para nada, al rescate de todos los que quieren ponerse en forma acude el LISS (Low Intensity Steady State), el entrenamiento cardiovascular que no solo ayuda a adelgazar, sino que también es accesible a todo tipo de públicos. ¿Lista para descubrirlo?

Qué es el entrenamiento LISS y para quién está indicado

El LISS es un entrenamiento cardiovascular en el que se invierte más tiempo porque se mantiene la frecuencia cardíaca en un rango que te permita sentirte cómoda. Haces ejercicio, pero a un ritmo constante y sin sobresaltos. Para que sea efectivo la actividad aeróbica que elijamos realizar (pedalear, correr, caminar a buen ritmo…) debe mantenerse al mismo ritmo por espacios de 20 minutos. Mientras se desarrolla la actividad hay que estar pendientes de que la frecuencia cardíaca se mantenga entre el 60- 70% de nuestra capacidad máxima.

Recuerda que para calcular tu frecuencia cardiaca máxima solo tienes que restar a 220 tu edad aunque también puedes usar el test del habla para chequear si estás cumpliendo con los preceptos del LISS: si pierdes el aliento mientras desarrollas la actividad y no puedes mantener una conversación es que vas demasiado rápido.

Este tipo de entrenamiento está especialmente pensado para personas que están en forma pero se están recuperando de un entrenamiento anterior muy exigente o de una lesión o para personas que no están nada en forma y necesitan trabajar su capacidad aeróbica antes de pasar a retos mayores. La buena noticia es que aunque no sea la más exigente de las rutinas, el entrenamiento LISS sirve para perder peso porque usa la grasa almacenada como principal fuente de energía.

Además, no solo moviliza la grasa acumulada, el LISS ha demostrado una segunda ventaja que contribuye a la pérdida de peso de forma indirecta: es un gran regulador de los niveles de estrés, de hecho es la actividad física que más se recomienda a las personas estresadas. Una vez controladas las hormonas del estrés la pérdida de peso si combinamos dieta y ejercicio, aunque sea de baja intensidad, está garantizada.

Fuente: Leer Artículo Completo