Si no sabes cuánto ejercicio hay que hacer para ponerse en forma, resolvemos tus dudas (es mucho menos del que te crees)

Si no sabes cuánto ejercicio hay que hacer para ponerse en forma, resolvemos tus dudas (es mucho menos del que te crees)

Los beneficios del ejercicio físico para nuestra salud son incuestionables, se practique mucho o poco o se empiece a cualquier edad. Hacer ejercicio no solo nos ayuda a estar más sanos por fuera y por dentro (mente incluida), es también la mejor inversión contra el envejecimiento que podemos hacer. Pero la variedad de actividades que se nos ofertan es tan grande que nos podemos sentir abrumados por las dudas y empezar a tomar malas decisiones. ¿Debemos entrenar todos los días de la semana durante una hora para ponernos en forma y recuperar el tiempo perdido? En realidad, la ciencia tiene la respuesta a esta duda y llega a nosotros en forma de buena noticia: para ponerse en forma hace falta menos ejercicio del que todos creíamos hasta ahora.

En general, se necesitan cinco días de entrenamiento a la semana con sesiones de media hora o de tres días a la semana con sesiones de 45 minutos para conseguir resultados en nuestra forma física y nuestra salud. Y ni siquiera debemos emplear la misma intensidad en todas las sesiones: si tu opción es de cinco días a la semana puedes dedicar dos días a cardio más intenso, dos días a entrenamiento de fuerza y uno a cardio suave para recuperarte.

Eso sí, si tu opción va a ser dedicar solo tres días a la semana a entrenar, vas a tener que esforzar un poco más. Tus sesiones de cardio deben ser un poco más intensas que en las personas que se mueven cinco días a la semana y debes combinarlas todos los días con ejercicios de fuerza (por ejemplo dedicando los primeros 20 minutos de la sesión al cardio y los 25 siguientes al circuito de fuerza y viceversa).

Y para los ejercicios de fuerza, el campeón de campeones (y el más recomendable) entre los principiantes es sin duda los ejercicios que se realizan con el propio peso corporal, como las planchas, saltar a la comba o las flexiones) y, en el caso de las personas que solo entrenan tres días a la semana, dedicar cada día de la semana a ejercitar una zona concreta del cuerpo (por ejemplo, el lunes piernas y glúteos, el miércoles brazos y el viernes abdominales y pecho). Ahora ya tienes las claves para diseñar un entrenamiento a medida para ti y ultra efectivo: úsalas como una pro.

Fuente: Leer Artículo Completo