Si ya bebes agua con limón para deshincharte, incorpora a tu vida las semillas de chía para disfrutar de más beneficios

Si ya bebes agua con limón para deshincharte, incorpora a tu vida las semillas de chía para disfrutar de más beneficios

Las semillas de chía tienen muchos beneficios demostrados y son enormemente versátiles, pues hay muchas maneras de comer chía. Y si bebes agua de limón con chía tendrás un “quemagrasas” espectacular. La American Society of Nutrition avala su consumo por ser una estupenda fuente de fibra, antixidantes, calcio, magnesio, fosfato y zinc. Pues sí, es uno de los grandes “superalimentos” que debes meter sí o sí en tu dieta. Para adelgazar y para muchas otras cosas.

Lo único que tendrás que decidir es cómo quieres tomarlas: añadiéndolas a un yogur, en un tazón de leche, como parte de tus postres, dentro de una ensalada, junto a cereales… Eso ya es cosa tuya. Del resto se ocupan estas fantásticas semillas llenas de imponentes propiedades para mejorar tu bienestar.

Primer beneficio de las semillas de chía: te ayuda a perder peso

Es una de las propiedades más acusadas de las semillas de chía: te ayudan a perder peso. O, como mínimo, a controlarlo. Y eso es porque aceleraran el metabolismo y contribuyen a quemar la grasa que se ha ido acumulando al ingerir otros alimentos. Y si las combinas con el agua con limón, te ayudarná a limpiar las toxinas de tu organismo y a combatir el estreñimiento y las posibles malas digestiones. Un auténtico winner.

Cuida tu corazón y la salud cardiovascular

Entre el espectacular arsenal de nutrientes que posee la chía, se encuentra su alto contenido en ácidos grasos omega 3, por lo que agregarla a tu dieta te ayudará a cuidar tu corazón y fortalecer tu salud cardiovascular. No solo eso, sino que también regularizará tus niveles de colesterol y los triglicéridos. Y un bis: prevendrá el riesgo de padecer enfermedades inflamatorias crónicas y ciertas complicaciones y alteraciones del sistema nervioso.

Energía para la nueva jornada

Las semillas de chía poseen un alto poder vigorizante y consumirlas a primera hora de la mañana (no te olvides de la opción junto al agua con limón en ayunas) te aportarán energía para la nueva jornada que comienza. Estas semillas añaden hidratos complejos que cuando se procesan dentro de tu organismo te ayudan a mantener buenos niveles de energía a lo largo de todo el día. Y es ideal para los deportistas. (enlace)

https://www.instagram.com/p/l-pEIfMEoa/

Una publicación compartida de Semilla Chia (@semilladechia)

Un antídoto para el envejecimiento de la piel

El deterioro celular asociado a la edad provoca el inexorable envejecimiento de la piel. Y es aquí donde las semillas de chía pueden ayudarte en el freno de ese deterioro cutáneo al estar llenas de antioxidantes que aceleran el proceso de regeneración de la piel. Y más beneficios: combaten los radicales libres, con lo cual generan un efecto antiageing general de lo más saludable.

Alivian el dolor de brazos y piernas

Ya sea por efecto de la edad o por esfuerzos puntuales, la inflamación de las articulaciones siempre es algo muy molesto y doloroso. Las semillas de chía te pueden ayudar porque alivian el dolor de brazos y piernas por sus índices de antioxidantes y omega 3. Su alto contenido en cobre y zinc contribuyen a estimular la producción de colágeno, imprescindible en el tratamiento de artrosis, artritis o dislocaciones. Por otra parte, este “superalimento” también aumenta la masa muscular por su contenido en fibra.

Una inyección de buen humor

La chía es rica en un nutriente como el triptófano, un aminoácido esencial que interviene en la producción de serotonina, que no es otra cosa que la llamada “hormona de la felicidad”. Regula tu estado de ánimo y mantenerla en niveles alto te garantiza un buen humor esencial para rendir durante la jornada. También regula tu sueño y reduce la ansiedad.

Fuente: Leer Artículo Completo