Siete restaurantes con jardín para comer de maravilla y olvidarte de la pandemia

Siete restaurantes con jardín para comer de maravilla y olvidarte de la pandemia

Esencia del Ampurdán, Castillo de Peralada. La evocadora belleza de los jardines del renacentista Castillo de Peralada sirve de marco a un homónimo hotel de cinco estrellas con un spa santuario, campo de golf y tres restaurantes diferentes que convalidan un completo viaje gastronómico por el Ampurdán: el saludable y fresco Garden Bar, el creativo y vanguardista L’Olivera y el contemporáneo y culto Castell Peralada (con una estrella Michelin), a cargo del chef Xavier Sagristà.

Más madera, Boroa Jatetxea. ¿A qué sabe Euskadi? La respuesta está en este caserío del siglo XV restaurado con mimo y respeto en Amorebieta-Etxano. Posee una estrella Michelin, una bodega de más de 350 referencias y una carta que sintetiza lo mejor de la más arraigada cocina vizcaína con algunos toques vanguardistas y exóticos. El jardín y las terrazas, en un pradera rodeada de robles centenarios, son sencillamente un sueño.

Cava al fresco. En Los Jardines de Codorníu todo rima con frescura, desde las tapas de Cal Blay a base de producto local del Penedès a la carta de vinos y cavas. Una bodega con semejante conjunto modernista (Monumento Histórico Artístico Nacional) merecía un restaurante así.

Comer en el invernadero, Cúpula Los Peñotes. En un jardín de frutales y flores, bajo una monumental cúpula geodésica de cristal en el centro de jardinería favorito de todo decorador o paisajista, la nueva terraza favorita de Madrid es un restaurante cuya gastronomía es reflejo de su entorno: saludable, exótica y natural, del desayuno a la cena.

Elogio del silencio. En el Parque Natural del Montsant, Terra Dominicata es el nuevo hotel 5* del Priorat, ubicado en una masía del monasterio cartujano medieval. Posee bodega, restaurante (Alma Mater, dirigido por el chef Mattia Turchet) y una terraza con vistas a las viñas donde se imparten catas y talleres de cocina.

La huerta de Ibiza, Aubergine by Atzaro. Como una casita en la campiña británica en Ibiza, Aubergine by Atzaró trae el country-chic a la isla con una cocina farm-to-table, de la granja y el huerto al plato. Si te gusta (y lo hará), no dejes de visitar su encantadora boutique para capturar su espíritu en forma de prendas y piezas de decoración artesana.

Viva la vida. No es fácil combinar diversión y sofistificación, pero en Mosh comer bien es una fiesta gracias a unos platos y unos cócteles que saben a vuelta al mundo. El jardín, de día y de noche, es el corazón verde de Marbella.

(moshfunkitchen.com)

Toma de tierra. Entre los viñedos a las orillas del Duero de la vallisoletana Abadía Retuerta (bodega, hotel y spa), el Calicata Terroir Bar es un nuevo concepto gastronómico, un acto de amor del chef Marc Segarra (una estrella Michelin) que nos reconecta con lo esencial.

(abadia-retuerta.com)

*Fotos: CARLES RABADA, ERIC PROUZET, RYAN MAGSINO, MAX VAN DEN OETELAAR, MIGUEL ÁNGEL SANZ, DREW GRAHAM

Fuente: Leer Artículo Completo