'The home edit': orden y estética en el hogar

'The home edit': orden y estética en el hogar

Un sistema que ayuda a tenerlo todo organizado. Pero no solo eso: ayuda a encontrar lo que buscamos en un segundo y además todos los elementos resultan atractivos a la vista. Esto es lo que proponen Clea Shearer y Joanna Teplin con The home edit, un sistema organizativo que está revolucionando las glamourosas casas de celebrities como Gwyneth Paltrow y Khloé Kardashian.

Estas dos amigas fanáticas de la organización a la par que de la estética ya tienen en el mercado un libro sobre su método, Cada cosas en su lugar, y se cuelan en el hogar de los espectadores a través de su propio programa de Netflix. Dos síntomas incuestionables de que su sistema ha despertado un incesante interés.

https://www.instagram.com/p/CUksd5IlzCJ

A post shared by THE HOME EDIT ® (@thehomeedit)

El método se fundamenta en aunar la funcionalidad con la estética y parte del profundo convencimiento de ambas amigas de que son compatibles. Esta es una diferencia fundamental con el sistema de la asiática Marie Kondo, que da mucha más importancia a la organización que a la belleza del resultado global.

Siempre por categorías

Esta es una máxima de este método y debe ser trasversal a todos los espacios de la casa. Por ejemplo, en el baño, que se pueden juntar elementos tan diversos como productos de belleza y los del kit de limpieza, deben estar separados por usos. De esta manera tendremos todo agrupado en función de las actividades que vayamos a realizar. Los contenedores transparentes son claves, ellas recomiendan los de metacrilato. En la habitación de los niños, los elementos deberán ir separados por su función: por un lado los juguetes, por otro lado los enseres necesarios para el cole.

Alimentos y utensilios a la vista

Clea y Joanna lo tienen claro: lo que no se ve, no se usa. Por eso, lo primero para poner en práctica su método -al igual que en otros muchos- es vaciar todo. Esta tarea puede provocar pereza y, es cierto, que puede ser tediosa y robar tiempo, pero el resultado final merecerá la pena. La idea es que al entrar en la cocina, puedas visualizar de manera rápida todo lo que hay en ella. Con sacarlo todo, también nos referimos a los alimentos: fuera todo lo que esté caducado, mal conservado o no uses. ¿Y qué es lo fundamental para que esté todo a la vista?: los mencionados contenedores transparentes, algo que tiene dos funciones: conseguir una estética bonita y que puedas saber las existencias de todo en cada momento.

El color al servicio de la estética

Para hacer posible una de las dos características de este método: conseguir que sea estético, entra en juego el color. The home edit emplea el sistema de clasificación ROYGBIV, que aunque en castellano no tiene sentido, se refiere a los nombres de los colores del arcoíris en inglés. Todos los elementos se organizan en escala cromática: desde la ropa hasta los libros.

Ahora que ya conoces el sistema, te toca a ti decidir: ¿te quedas con ellas o con Marie Kondo?



Fuente: Leer Artículo Completo