Un concurso que rompe tabúes

Un concurso que rompe tabúes

Los datos de Gleeden, plataforma de encuentros extraconyugales creada por y para mujeres,apuntan a que un porcentaje elevado de mujeres españolas lee literatura romántica o erótica. Por este motivo, el portal ha pensado que puede ser una buena manera de eliminar tabúes el que sean las propias mujeres quienes expliquen sus experiencias –o sus fantasías– a través de textos que otras mujeres puedan leer. De esta manera se podría normalizar el hecho de que sean las mujeres quienes tengan fantasías sexuales, se masturben e, incluso, tengan aventuras y amantes. Por eso, durantelos meses de junio y julio en Diez Minutos hemos llevado a cabo la primera edición del concurso de relatos eróticos ‘Muerde la manzana’. Patrocinado por Gleeden, el objetivo del concurso, que coincide con el de la plataforma, es eliminar los tabúes que todavía hoy existen sobre la sexualidad femenina.

Y es que, según los últimos estudios llevados a cabo por Gleeden (Evolución de la sexualidad de la mujer española y Percepción de la infidelidad femenina), en la actualidad, siete de cada diez mujeres españolas afirman que la infidelidad femenina está peor vista que la masculina. El tabú sobre la infidelidad femenina está tan interiorizado que las propias mujeres infieles lo ocultan incluso ante su entorno más cercano. Un 41% de ellas no se lo contarían, jamás, ni siquiera a su mejor amiga.

“A través de este concurso, Gleeden ha querido contribuir a normalizar la sexualidad y los deseos sexuales de las mujeres, empoderarlas sexualmente y, por qué no, romper una lanza más para equiparar la igualdad moral femenina a la masculina. No puede ser que en pleno siglo XXI, un hombre infiel sea considerado un tipo envidiado mientras que una mujer infiel siga siendo poco menos que una cualquiera”, lamenta la portavoz de Gleeden en España, Silvia Rúbies.

Otros datos curiosos

Los estudios Gleeden no solo han puesto de manifiesto esta diferencia abismal entre los dos sexos, también han hallado datos curiosos que te dejarán sin aliento. ¿Sabías, por ejemplo, que para la mayoría de las encuestadas es más difícil hablar de infidelidad que de un problema psicológico o económico? ¿Y que la infidelidad femenina, según estos estudios, es mejor vista entre las mujeres españolas que entre nuestras vecinas francesas, británicas, alemanas o italianas? Pues sí, nuestra sociedad normaliza más esta situación aunque también es cierto que solo un 31% de las mujeres le contarían una infidelidad a su mejor amiga aunque, sorprendentemente, el 52% podría llegar a contarlo a su pareja en algún momento.

El sentimiento de culpa

Solo el 30% de las mujeres declaran haber sido infiel en una relación de pareja. De ellas, el 57% se siente muy culpable si lo hace durante el primer año de relación (este sentimiento decae drásticamente al 17% entre el primer y el tercer año). La culpa también es menor cuanto menos satisfactorias son las relaciones sexuales habituales con la pareja (solo un 30% se sienten mal con su acción si el sexo no funciona) y únicamente el 19% declara sentirse culpable cuando la atención de la pareja a su placer es escasa.

Por lugares de residencia, las europeas con menos sentimiento de culpabilidad son las italianas y las francesas; y las que más, las británicas. En nuestro país las que se sienten peor tras una infidelidad son las navarras y las que viven menos ese sentimiento son las andaluzas.

La oficina y el trabajo son los lugares más habituales en los que surge la infidelidad

Toma las riendas de tu placer

¿Tú también quieres disfrutar del sexo y sentirte una reina del placer, como las usuarias de Gleeden? Pues súmate a la gran familia de ‘Muerde la manzana’. Más de 100 relatos en los que las lectoras de nuestra revista han demostrado que la sexualidad, el deseo y las fantasías eróticas femeninas existen y hay que normalizarlas, hacerlas visibles, aunque eso suponga querer tener aventuras, igual que los hombres y… por supuesto, ¡seguir el manifiesto Gleeden!


Fuente: Leer Artículo Completo