Alpargatas: así las reinterpretan las firmas internacionales

Alpargatas: así las reinterpretan las firmas internacionales

No existe un calzado más mediterráneo y más español que la alpargata. De lado a lado de nuestra geografía, lugares como La Rioja, Cataluña, Valencia o las Islas Baleares continúan fabricando hoy un producto artesanal que pasó de ser calzado laboral de campesinos a convertirse en un clásico estival que conquista dentro y fuera de nuestras fronteras.

Más allá de aquel encargo que el maestro Yves Saint Laurent hizo a Castañer, firma española que diseñó para una de sus colecciones las primeras alpargatas con cuña de la historia subiéndolas por primera vez a la pasarela, infinitas firmas de lujo se han encargado de reinterpretar una y otra vez este calzado. En 2012 incluso Chanel convirtió su icónica bailarina bicolor en una zapatilla de algodón y yute recuperando el furor por las alpargatas y haciéndolo extensible a otras firmas de lujo como Valentino, Céline, Aquazzura o Loewe o Prada, que cada temporada renuevan sus opciones.

Muchas de esas grandes casas confían su fabricación a los artesanos españoles contribuyendo a perpetuar un legado que, como las propias alpargatas, debería ser eterno. Más allá de los clásicos modelos cerrados y planos, las propuestas de firmas como Stella McCartney, Miu Miu, Riger Vivier, Cult Gaia o JW Anderson abogan por una variedad inabarcable: zuecos, mules, sandalias, merceditas y hasta opciones chunky con suela track. También hay espacio, por supuesto, para aquellos modelos que reivindicar el folclore con sus cintas que cruzan el pie y se atan al tobillo. Recopilamos a continuación nuestras favoritas para renovar el zapatero estival y rendirse a la comodidad de un calzado que huele a Mediterráneo.

Stella McCartney lanzó el verano pasado su modelo ‘Gaia’ y se ha convertido en insignia del calzado estival de la británica. La alpargata, con suela track y lazada con logo, está fabricada en España siguiendo técnicas artesanales.

Estos zapatos planos deben su nombre en inglés –Mary Jane– a la tira cómica Buster Brown, dibujada por Richard Felton y publicada en 1902 por The New York Herald, en la que los protagonistas llevaban esta calzado en charol. La versión en castellano (Merceditas) se llama así en honor al apodo de María de las Mercedes de Orleans. Las llames como las llames, también están disponibles con suela de yute y la culpa la tiene Roger Vivier.

La colección Paula’s Ibiza, que Loewe lanza cada verano, no sería lo mismo sin sus alpargatas. Nos quedamos con estas, tipo sandalia, porque prometen combinar con casi todo aportando un toque de color. Y, sí, están hechas en España.

La firma Miista, que diseña sus zapatos en Londres y los fabrica en España, tampoco se resiste a versionar el zapato que un día llevaron los campesinos españoles y hoy adora la élite de la moda.

Cada vez son más las novias –especialmente si se dan el ‘sí, quiero’ en la playa o en el campo– que optan por este calzado tradicional en su gran día. Estas, Stuart Weitzman, también funcionan como perfecto zapato de cambio para disfrutar del baile.

La versión veraniega de los deseados mocasines de Gucci podría ser este par de alpargatas acolchadas con el logo de la doble G. Están disponibles en varios colores, pero el negro es una opción que siempre funciona.

La versión más atrevida está en Cult Gaia. Como si se tratara del zueco tradicional holandés, este modelo incorpora dos tacones (delantero y trasero) para convertirse en protagonistas de cualquier look.

No hace falta decir que el tejido denim no es exclusivo de los pantalones vaqueros. Llévalo en tus pies con unas alpargatas como estas de Miu Miu, que combinan con vestidos, pantalones capri y cualquier prenda veraniega que tengas en el armario.

Michael Kors está detrás de esta opción que mezcla su logo con un estampado de flores alegre y primaveral. Perfectas para aquellas que no se quitan las alpargatas desde que comienza la primavera.

Las fanáticas de sumar unos cuantos centímetros de altura sin perder comodidad han de tener –al menos– unas buenas alpargatas con cuña. Estas de Prada combinan con todo y funcionan tanto en looks diurnos como de noche.

Isabel Marant firma este diseño con estampado abstracto que pone una nota de color a cualquier look básico veraniego. ¿Lo mejor? El print es tan atemporal que se quedarán en el zapatero muchos veranos.

Planas, pero con plataforma. Así son las sandalias ‘flatform’ que estilizan sin perder en comodidad. Las de JW Anderson incluyen su característica cadena dorada que aporta un punto de tendencia y sofisticación.

Fuente: Leer Artículo Completo