Ana Boyer y Verdasco lanzan una marca de gorras (y Tamara Falcó ya tiene una)

Ana Boyer y Verdasco lanzan una marca de gorras (y Tamara Falcó ya tiene una)

Ana Boyer (31) y Fernando Verdasco (36) están de enhorabuena por partida doble. Además de haber anunciado hace unas semanas en la revista ¡Hola! que están esperando su segundo hijo, la pareja ha dado luz verde a un proyecto empresarial que venían gestando desde hace algún tiempo. Se trata de la firma de gorras deportivas Cocowi, una divertida y fresca propuesta de este accesorio con diseños originales y coloridos que ya pueden adquirirse online.

A post shared by Tamara Falcó (@tamara_falco) on

La filosofía de la marca de la hija pequeña de Isabel Preysler y del tenista es diseñar gorras atemporales y llamativas que formen parte del estilo de vida de cada uno de sus clientes. Están fabricadas en algodón canvas, con patrones personalizados y llevan estampados diseños de frutas con pequeñas frases. Cuestan 29,99 euros. La primera en dar a conocer el proyecto de Ana y Fernando ha sido Tamara Falcó, que este domingo llevaba a cabo un pequeño shooting improvisado en su piscina luciendo una de las gorras de la marca.

“Me encanta lo emprendedores que son mi hermana y mi cuñi. ¡Enhorabuena por estas preciosas gorras! #letsgobananas”, escribía la ganadora de MasterChef Celebrity mostrando a sus miles de followers una de las gorras con un outfit de lo más casual con un short vaquero y una camiseta blanca.

A post shared by FΞRNΛNDO VΞRDΛSCO (@ferverdasco) on

Tanto Ana como Verdasco han querido contar con dos modelos de excepción para presentar sus diseños en su página web. Se trata de Belén Écija, hija mayor de Belén Rueda y del productor de cine y televisión Daniel Écija, y de su novio, Jaime Sánchez, que lucen espectaculares en varias imágenes en blanco y negro llevadas a cabo en una playa. Algunos rostros conocidos ya tienen su gorra Cocowi, como los futbolistas Keylor Navas o Álvaro Morata, y el actor de Élite Álvaro Rico, que han presumido de accesorio cool en sus redes sociales.

Por supuesto, los propios dueños de la firma también han llevado ya sus gorras durante este verano. A principios de agosto, la familia Verdasco-Boyer pasaba unos relajantes días de vacaciones en la Costa Azul y allí recorrían Cannes, la exclusiva Isla Santa Margarita y algunos de los spots más glamurosos de la zona a bordo de un yate. El tenista no dudaba en meter en la maleta unas cuantas gorras Cocowi que mostraba en sus redes sociales y también hacía lo mismo Ana en sus stories de Instagram, pero lo cierto es que ninguno había querido hasta ahora explicar que se trataba de un nuevo proyecto en común del matrimonio y ha sido Tamara la que nos ha descubierto esta aventura empresarial de su hermana pequeña.

A post shared by FΞRNΛNDO VΞRDΛSCO (@ferverdasco) on

Enrique Iglesias fue el celestino de la pareja

La historia de amor de Ana y Fernando comenzaba en 2013 durante un concierto de Enrique Iglesias, hermanastro de ella, en Madrid donde coincidieron y surgió la chispa del amor, aunque se habían conocido meses antes mientras pasaban las vacaciones de verano en Ibiza. En 2015, Ana Boyer, que estudió Derecho, y Administración y Dirección de Empresas en ICADE, trabajó en el despacho Uría & Menéndez, uno de los bufetes de abogados más importantes de la capital, donde ya había hecho prácticas en Derecho Mercantil durante el verano de 2012.

Durante un año, los enamorados vivieron en una casa de 2 millones de euros. Se trataba de un inmueble de 140 metros cuadrados con piscina, zona común y una impresionante terraza. Situado en El Viso, el ático tenía comedor, cocina, dos habitaciones, dos baños y terraza con piscina. La pareja se daba el ‘sí, quiero’ en diciembre de 2017 en una espectacular ceremonia en la isla de Mustique y ante apenas 60 invitados. Conocimos todos los detalles de su boda gracias a una larguísima exclusiva en la revista de cabecera de la familia. El padrino fue Julio José Iglesias, Enrique no asistió porque su pareja, Anna Kournikova, estaba a punto de dar a luz (algo que no se supo hasta que nacieron sus hijos, ya que era secreto absoluto) , estuvo Vargas Llosa y ella lució varios vestidos de Pronovias.

View this post on Instagram

Memories 💕💕 #Nov2019

A post shared by Ana Boyer Preysler (@anaboyer) on

A post shared by Ana Boyer Preysler (@anaboyer) on

Apenas un mes antes de celebrar su primer aniversario de boda, Ana anunciaba que estaba esperando su primer hijo y en marzo de 2019 venía al mundo Miguel, nombre que los orgullosos papás eligieron en homenaje al padre de Ana, fallecido en septiembre de 2014 y al que la joven estaba muy unida. En estos últimos tiempos, Ana siempre ha estado al lado de su marido en los diferentes viajes que tiene que realizar por su trabajo como tenista y el pequeño Miguel les acompaña desde que nació.

La pareja vive habitualmente en Doha pero pasa largas temporadas en Madrid (durante el confinamiento han estado en la capital española), ciudad en la que se quedan en la casa de Isabel Preysler junto a ella, Mario Vargas Llosa y Tamara. El pasado mes de julio, el matrimonio anunciaba que están esperando su segundo hijo, que también será un niño, y que nacerá, con toda probabilidad, las próximas navidades.

Fuente: Leer Artículo Completo