Aria: lo nuevo de Gucci con guiño a Balenciaga

Aria: lo nuevo de Gucci con guiño a Balenciaga

Era un día marcado en rojo para Gucci, Alessandro Michele iba a mostrar, fuera del calendario oficial y a través de un fashion film, Aria, la esperada nueva colección de la casa italiana en el año en el que celebra su centenario. Sin embargo este 15 de abril ha terminado por convertirse en una fecha que quedará para la historia de la industria y el motivo no ha sido otro que la “unión” histórica junto a otra de las maison de mayor renombre internacional, también propiedad del grupo Kering, Balenciaga.

Los rumores sobre esta posible colaboración entre Michelle y Demna Gvasalia llevaban varios días resonando con fuerza dentro del sector, pero ninguna de las partes se había pronunciado. Hasta ahora. Ha sido el propio director creativo de Gucci el que ha confirmado que se trata de un homenaje, un guiño a Demma y su primera obra con Balenciaga. “La experiencia fue muy genuina y palpable y quería manifestarlo de alguna forma”, ha resaltado.

A post shared by Gucci Official (@gucci)

“Con motivo de la ocasión, deseo honrar mi vínculo filial traicionando el legado que me fue transmitido. Porque la promesa de un inacabable nacimiento solo se renueva por medio de la capacidad evolutiva”, manifestaba Michelle. “Una vez cruzado este umbral, he expoliado el rigor inconformista de Demna Gvasalia y la tensión sexual de Tom Ford”, ha manifestado la mente creativa tras Gucci haciendo referencia a esta presentación insólita.

A lo largo de la presentación de Aria, filmada por Floria Sigismondi, con guiños constantes a la época de los 70 y el bondage, hemos sido testigo de diseños de ensueño donde las señas de identidad de ambas partes se fusionaban dando lugar a piezas únicas. Bolsos con el estampado de Gucci cuya hebilla de Balenciaga ponía el broche de oro o americanas donde ambos logos tenían cabida.

“Me he parado a analizar las implicaciones antropológicas de aquello que brilla, trabajando en el lustre de los tejidos”, ha resaltado. “He rendido tributo al universo ecuestre de Gucci transformándolo en una cosmogonía fetichista; he sublimado la silueta de Marilyn Monroe y el glamour del viejo Hollywood; he saboteado el discreto encanto de la burguesía y los códigos de la sastrería masculina”, explicaba el líder de Gucci.

“Han transcurrido cien años. Cien revoluciones de la Tierra que desafían el flujo del tiempo. Cien vueltas alrededor del sol para remontarse hasta aquella primavera en la que todo se disponía a florecer y refractarse. Una ocasión importante que hay que celebrar”, manifestaba Michele en relación a esta presentación. Una presentación que reafirma la idea de “desvincularse por completo de los estándares de la industria” que manifestó el director creativo el pasado 2020.




Fuente: Leer Artículo Completo