Así puedes conseguir una sonrisa perfecta: consejos para una buena salud bucodental

Así puedes conseguir una sonrisa perfecta: consejos para una buena salud bucodental

  • Las últimas noticias sobre belleza: novedades, compras, consejos…
  • La crema anticelulitis que usa Paula Echevarría.

    ¿Qué hay que hacer para lucir una sonrisa bonita y saludable?
    Si el paciente viene con todos sus dientes se pueden hacer dos tratamientos: una ortodoncia para colocarlos con los típicos brackets (cuyo precio oscila entre 2.000 y 4.000 euros) o con correctores invisibles, el conocido Invisalign, (entre 4.000/6.000). Estos últimos hay que llevarlos todo el día puestos y se van cambiando cada quince días según se vayan colocando los dientes.

    ¿El invisalign lo puede llevar todo el mundo?
    Casi todo el mundo. Solo no se puede hacer en casos muy complejos. Y una vez que acabamos el tratamiento, si el paciente quiere tener los dientes más blancos, se realiza un blanqueamiento. Se hace en consulta y se puede reforzar en casa. Estos dos tratamientos no son nada agresivos porque no afecta a los dientes del paciente así que se pueden hacer a cualquier edad.

    ¿Y en el caso de los niños también?
    No, desde la adolescencia. En los niños, a no ser que tengan una patología importante que requiera movilizar los dientes definitivos esperando que se caigan los de leche, es mejor no hacerlo. Lo que se suelen colocar son expansores, unos aparatitos que se ponen en el paladar para que el maxilar cuando crezca sea homogéneo, que es lo que proporciona una sonrisa bonita. Así se prepara al niño para más adelante realizar la ortodoncia.

    ¿Cuál es la edad óptima para ir por primera vez al dentista?
    A los 3 años, para que nos pierdan el miedo.

    Y las revisiones, ¿cada cuánto tiempo deberíamos hacerlas?
    En niños cada seis meses, porque hay que ir viendo que los dientes de leche se pierden a su debido tiempo. Y en adultos, normalmente una vez al año. Si hay problemas de encías cada seis meses.

    ¿Y si yo quiero una sonrisa de estrella?
    Se pueden hacer otros tratamientos más rápidos como el composite (es una solución poco agresiva, no muy cara y que queda muy bien). Consiste en poner una pasta encima de tu diente que se va modelando. El problema es que no es una solución definitiva. Con el tiempo –unos ocho o diezaños– se colorean un poco los dientes y hay que pulirlos y reponer otra capa. (Precio: entre 150 y 250 euros por pieza). Otra opción es poner carillas de porcelana. Son unas ‘láminas’ que se pegan al diente. ¿El problema? Que hay que limar las piezas un poquito, por lo que resulta una solución un poco agresiva pero duradera. Están intactas 20 o 25 años. (Precio: 400/600 por pieza). La tercera opción que tendríamos son las fundas. Para colocarlas hay que tallar los dientes y hacerlos pequeños. Por esto es una solución mucho más agresiva que las anteriores pero que, en ocasiones, hay que llevarla a cabo porque las piezas están muy dañadas. Duran entre 15 o 20 años y su coste es más o menos lo mismo que las carillas. La última opción son los implantes, que consisten en extraer la pieza y colocar un tornillo que después sujete el nuevo diente. Suelen duran mucho más tiempo pero hay que cuidarlos mucho.

    Fuente: Leer Artículo Completo