Balmain y su original front row en la Semana de la Moda de París

Balmain y su original front row en la Semana de la Moda de París

Si hay algo que nos encanta de la semana de la moda, además de descubrir las nuevas colecciones y fichar lo último en street style, es ver quienes ocupan los asientos del front row. Los paparazzi buscan sitios estratégicos para capturar las reacciones, cuchicheos y amistades que se producen en el palco de invitados.

En los últimos meses, la moda se está adaptando a la nueva situación, lo que ha provocado que muchos desfiles pierden la presencia de invitados. Por eso, las firmas buscan alternativas seguras y apuestan por formatos novedosos y originales como el utilizado por Balmain en su última presentación.

Su colección Primavera Verano 2021 sí que ha optado por el clásico formato físico y la magia del directo, pero ha apostado por un front row diferente. Una conexión virtual que permitía ver a los invitados a través de pantallas individuales, en una videollamada.

A la derecha de la pasarela, Cara Delevingne, Kris Jenner, Claudia Schiffer, Cindy Crawford, Natalia Vodianova y Alessandra Ambrosio eran algunas de las invitadas que disfrutaban del desfile desde sus casas, y a la izquierda otros invitados disfrutaban en persona de la nueva propuesta de la firma. Algunos de ellos, el actor de Élite, Jorge Lopez o Jon Kortajarena, que se coló en el backstage para retransmitir en directo, y a través de la cuenta oficial de Instagram de Balmain los minutos previos al inicio del show.

En cuanto a la colección, Olivier Rousteing ha realizado una reinterpretación de los iconos de la maison. Un trabajo de investigación que ha llevado al director creativo a los archivos más antiguos de la firma francesa. Los clásicos de Pierre Balmain se reinventan con un giro moderno lleno de mallas de ciclista, hombreras exageradas, la vuelta del estampado laberinto mítico de la marca y un juego atrevido a base de denim.

Otros diseñadores como Simon Jacquemus o Jeremy Scott también han ofrecido su mirada más original al adaptar sus desfiles a la nueva normalidad. Jacquemus separó sus sillas entre maizales guardando la distancia de seguridad, y Scott convirtió su desfile de Moschino en un show de marionetas, que recreaban en la Semana de la Moda de Milán a imprescindibles como Anna Wintour con un vestido de animal print y su emblemático corte de pelo y gafas de sol en el front row.




Fuente: Leer Artículo Completo