Botines de agua, la mezcla de chelsea y katiuska que es tendencia

Botines de agua, la mezcla de chelsea y katiuska que es tendencia

Este año, las botas más buscadas de la temporada han sido, sin lugar a dudas, las de agua o las de estilo chelsea. Ambas siluetas se han disputado continuamente los primeros puestos para acabar conviviendo armónicamente y con todo tipo de estilismos. Con el invierno aún presente, tanto estas hormas como otros estilos más atemporales, siguen estando más que vigentes en los looks a pie de calle. Sin embargo, es imposible no comenzar a pensar en la practicidad y en el uso que se dará a lo que se compre ahora dentro de unos meses.

Por suerte, hay un modelo que pone solución a esta disyuntiva aunando ambos diseños en uno solo. Hablamos de unos botines que, aunque mantienen rasgos característicos del estilo chelsea como la goma en un lateral o la punta redondeada, dejan la piel de lado y apuestan por la goma de las clásicas botas de agua. Además, rebajan unos centímetros situándose al ras del tobillo pero sin perder algo de plataforma.

Este tipo de botines ya hicieron acto de presencia, con nombre propio incluido, en el desfile de Bottega Veneta de otoño invierno 2020-21. Aunque a priori resultaron algo controvertidas, las Puddle Boots de la firma capitaneada por Daniel Lee han marcado las pautas del que ahora es el calzado predilecto de las prescriptoras de estilo internacionales. Los tonos más repetidos se heredan de las botas de agua altas que hemos visto triunfar: verde militar, blanco y negro, aunque se añaden nuevos y llamativos tonos como amarillos, naranjas y rojos.

En el street style, la forma más repetida para llevarlos incorpora vestidos o faldas midi, haciendo que sean perfectos de cara a la primavera y logrando dar un carácter más desenfadado a las prendas más formales.






https://www.instagram.com/p/CK17c0Pjbni

A post shared by Blanca Miró Scrimieri (@blancamiro)

https://www.instagram.com/p/CEHRwJKHVhx

A post shared by Vagabond Shoemakers (@vagabondshoemakers)

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!

¡Lo quiero!




Fuente: Leer Artículo Completo