Cartier inaugura su nueva boutique en Madrid

Cartier inaugura su nueva boutique en Madrid

Cartier es sinónimo de joyas elegantes y atemporales, de feminidad e independencia, y de piezas icónicas que han escrito con mayúsculas la historia de la joyería contemporánea, como el reloj Panthère, la pulsera Love o el anillo Trinity. Pero no solo eso, también es la firma favorita de las royals. Muchas de sus piezas formaron parte del joyero de las mujeres más estilosas, de Grace Kelly a Lady Di, y hoy sigue enamorando a royals como Máxima de Holanda, Meghan Markle o Kate Middleton.

Cartier fue la firma elegida por Rainiero de Mónaco para regalarle a Grace Kelly tres piezas únicas y espectaculares. El príncipe de Mónaco encargó para su prometida dos anillos de compromiso, uno de ellos era una banda de diamantes y rubíes que hacía honor a los colores de la bandera monegasca, el otro, una gran bengala de diamantes.

Rainiero también regaló a Grace un precioso collar de diamantes que siempre ocupó un lugar muy especial en su corazón. Tanto es así que su nieta, Carlota Casiraghi, decidió recuperarlo para su boda con Dimitri Rassam, realzando el valor sentimental de la pieza para los Grimaldi y recordando a su abuela en uno de sus días más especiales.


Lady Di también amaba las joyas de Cartier. Para su 21 cumpleaños, su padre, el conde Spencer, le regaló uno de los iconos de la maison, el reloj Tank de Cartier en oro. Una pieza que, tras su muerte, pasó a manos de sus hijos y que ahora se ha convertido en una de las joyas predilectas de Meghan Markle, que lo luce en prácticamente todas sus apariciones.

No era el único reloj Cartier que poseía Diana. La princesa de Gales también usaba a menudo un Tank Louise con caja de oro y correa de piel de cocodrilo. Otro de los imprescindibles de su joyero.

Junto a ellas, el joyero más valioso de la realeza europea, el de Isabel II, atesora piezas únicas como el broche de hoja de palma que Cartier diseñó para la reina Madre y que la actual soberana conserva entre sus piezas más queridas.

También la nueva generación de royals, de Máxima de Holanda a Kate Middleton, han hecho de Cartier una de sus firmas de cabecera. Para su boda, Kate Middleton lució la tiara Halo de Cartier, una pieza que la firma joyera elaboró para la reina Madre en 1936. Y también ha lucido en dos ocasiones un espectacular collar de diamantes de Cartier que también era Isabel Bowes-Lyon.

Mientras, Máxima de Holanda es fiel a su reloj Tank de Cartier, que también era el favorito de Jacqueline Kennedy.

Ahora, la emblemática casa joyera aterriza en la galería comercial más exclusiva de Madrid, la Galería Canalejas, situada en la céntrica plaza del mismo nombre. La nueva boutique, con 170 metros cuadrados, presenta un concepto innovador y una distintiva decoración que combina el lujo contemporáneo de la Maison Cartier con detalles de artesanía,tapicerías bordadas, boiseries y molduras con toques dorados que nos recuerdan a la nobleza y la elegancia de la cultura madrileña.

Una apertura que refuerza el vínculo de Cartier con la ciudad de Madrid. En 1990, la Maison se instaló en el barrio de Salamanca, inaugurando su primera boutique en España. En el año 2012, Cartier protagonizó una de las exposiciones más importantes de la temporada, El Arte de Cartier, que reunió más de 400 piezas de la Colección Cartier en el Museo Thyssen-Bornemisza. En junio de 2021, inauguró el Cartier Pavilion of Design en El Retiro, que celebró la cultura del diseño, a través de las piezas más icónicas de Cartier.

Con la inauguración de la nueva boutique, madrileños y visitantes tienen un nuevo y único espacio donde seguir descubriendo las grandes creaciones de la firma Cartier.



Fuente: Leer Artículo Completo