Cómo se lleva el chaleco

Cómo se lleva el chaleco

Desde que volviese con fuerza a la moda durante el otoño de 2019, el chaleco no ha hecho ningún amago de ir a marcharse pronto. Durante los últimos meses los hemos visto aterrizar en todas sus versiones, desde los de punto hasta los acolchados, pasando por los largos hasta las rodillas o los de sastre.

Estos últimos son precisamente una de las siluetas más eternas y este invierno pisaron con fuerza. Ahora, con la llegada del calor, lejos de regresar a los altillos de los armarios con la esperanza de volver de nuevo algún día lejano, el chaleco de traje se propone de una nueva manera, que hace que esta prenda más habitual en los meses fríos del año siga protagonizando estilismos primaverales.

Tal y como han estipulado las prescriptoras y editoras de moda en Instagram y a golpe de asfalto, el chaleco de sastre pasa de ser una prenda con la que jugar a las superposiciones luciéndola abierta por encima de camisas, tops o jerséis, a ser un top en sí mismo al llevarse completamente abrochado.

Las opciones para llevarlo son de lo más diversas. Encaja a la perfección en clave monocolor con pantalones a juego, tal y como propone Alexa Chung, o con faldas largas voluminosas, algo que ya vimos sobre las pasarelas de Dior y que no tardó en aplicarse a pie de calle.


Las opciones de chalecos más repetidas para aplicar esta fórmula pasan por colores neutros y lisos, azul marino, negro, beige o blanco son los grandes protagonistas. Asimismo, frente a las opciones más holgadas triunfan las más ceñidas y, en el caso de las oversized, se propone añadir un cinturón por encima.




Chalecos de sastre para llevar esta temporada:

Comprar

Comprar

Comprar




Fuente: Leer Artículo Completo