Conjuntos de punto que sí quedan bien en tallas grandes (y un truco para que no marquen lo que no quieres que se marque)

Conjuntos de punto que sí quedan bien en tallas grandes (y un truco para que no marquen lo que no quieres que se marque)

Basta darse una vuelta rápida por las nuevas colecciones del low cost para advertir lo obvio: el punto es ya la tendencia de moda más importante del otoño. Tiene su lógica, aunque jamás habíamos visto tal abundancia de looks tricotados, probablemente porque funcionan a la perfección tanto en casa como en la calle. Ahora mismo tenemos mil opciones: vestidos, jerseys, faldas tubo, pantalones pitillo, culottes y anchos… Y también en tallas grandes, aunque el punto es uno de los caballos de batalla para las tallas más allá de la 48. ¿Cuál es el problema? El volumen. Las curvys optamos por los tejidos de punto más livianos porque añaden menos centímetros a la silueta, pero son también los que más se pegan al contorno, revelando más de lo que quisiéramos. ¿Cómo solucionarlo?

Está claro: cuanto menos grueso sea el punto, mejor para las tallas grandes. Como regla general, nos sienta mucho mejor ceñir la silueta que hacerla desaparecer. Por desgracia, el punto ligero puede perder también bastante consistencia (sobre todo en las gamas deprecios más bajas), con lo que será difícil evitar que se nos pegue al cuerpo. Nos conviene elegir prendas de punto ligeras pero con tejidos de máxima calidad, como el cachemir, que conservan cierta consistencia y caída. Si no es posible, nos quedan dos opciones: recurrir a camisetas interiores que le den consistencia al look o a la moderna lencería de compresión,el secreto de la perfecta silueta reloj de arena de muchísimas curvys y no curvys.

Otro factor importante que podemos tener en cuenta a la hora d comprar un conjunto de punto es, además del tipo de tejido y su consistencia, el patrón de las prendas. Por lo general, los conjuntos de punto favorecen los diseños ajustados, con faldas tubo y jerseys muy pegados al cuerpo. Nuestro objetivo es el contrario: encontrar faldas con silueta A y jerseys generosos y con caída. Violeta propone un conjunto con falda midi acampanada y jersey de cachemir pensado para favorecer a casi todas. Eso sí, el precio es considerable: 99,99 euros la falda y 99,99 euros el jersey.

Una alternativa comodísima, igualmente favorecedora y con un precio mucho más asequible es este vestido de M Lounge Curve (52,99 euros). A la hora de optar por un vestido de punto, muchas curvys tendemos a sobrevalorar la elasticidad del punto y terminamos con diseños más ajustados de la cuenta. Error: mejor atenernos a nuestra talla y buscar esa generosidad de centímetros que nos permita estar totalmente cómodas.

El tercer look tiene que proponer sí o sí un conjunto con pantalón, uno de los hits de la temporada. No te prives de caer en la tentación de unos pantalones anchos, comodísimos, que no vas a parar de ponerte. En Asos aún quedan tallas de un pantalón y un jersey en color camel de Asos Design Curve que, además, ya están rebajadísimos (un 38% menos). Te sale cada prenda por 23,80 euros en vez de 38,99 euros. Un chollo. Y queda fantástico.

Fuente: Leer Artículo Completo