El bolso ‘Peekaboo’ de Fendi ve su versión más divertida con bolsillos intercambiables de la mano de Zoey Deutch

El bolso ‘Peekaboo’ de Fendi ve su versión más divertida con bolsillos intercambiables de la mano de Zoey Deutch

Cuando en 1925 Adele y Edoardo Fendi fundaron en Roma la firma con su apellido, tal vez no adivinaron la trayectoria casi centenaria y de éxito que su enseña obtendría. Empezó como un taller de pieles y continúa siendo símbolo de la más cuidada artesanía, con la elegancia como factor clave en sus creaciones. En 1994, Silvia Venturini Fendi, nieta de los fundadores de la firma, obtuvo el merecido puesto de responsable de accesorios y artículos de cuero. Y tanto que lo era, desde que llegó, ha creado dos de los iconos que han cobrado más importancia dentro de la firma: el Baguette y el Peekaboo. El primero nació en 1997 y se popularizó extendiéndose por el mundo como la pólvora gracias a Carrie Bradshaw, el personaje interpretado por Sarah Jessica Parker en Sexo en Nueva York, que lució el modelo hasta la saciedad en infinidad de versiones. La historia del Peekaboo fue diferente.

Cada temporada, estos diseños atemporales se mantienen como elementos inamovibles de cada colección, pero reinventados con la estética y las necesidades del momento. No fue hasta el año 2009 cuando la responsable de accesorios -que entonces confiaba en Karl Lagerfeld como principal director artístico- creó el modelo Peekaboo. Pronto se convirtió en un icono en sí mismo, gracias a lo que pudimos ver en cuatro tamaños y una infinidad de estampados e interpretaciones del modelo. Todas diferentes a la de aquella temporada primavera-verano en la que llegó a la pasarela por primera vez.

Sea por su versatilidad o por la diversión a la que invita su diseño, el modelo es uno de los más deseados en el armario de cualquier amante del lujo. Su nombre Peekaboo, que se inspira en el juego de niños que en italiano es cucù (cucutrás para nosotros), cobra ahora más sentido que nunca gracias a la versión presentada el pasado febrero, de la colección otoño/invierno 2020-21. Su famosa estructura de acordeón que se abre y forma una sonrisa imaginaria entre el interior del bolso y una de las solapas, mostrará ahora un bolsillo sorpresa, gracias a que en esta nueva versión son intercambiables. Las opciones entre las que elegir, además, son muy variadas, con pieles lisas, otras preciosas e incluso admiten el grabado de iniciales a elegir.

Un bolso que invita al juego y a la ironía, llega esta vez de la mano de la actriz y productora Zoey Deutch. La personalidad “audaz, excéntrica y enérgica de Zoey”, indica la firma, se identifica con los valores del Peekaboo -ahora con nuevo nombre, Peekaboo ISeeU– creando una relación mágica entre la celebridad y el objeto de lujo. La campaña establece una conexión entre el interior del bolso y la personalidad de la actriz, que se puede extrapolar a cualquier persona con una fuerte personalidad. Sus formas de llevarlo -como bandolera o bolso de mano- no son nuevas, pero sí la naturalidad con la que Deuch lo hace.

“Para mí, Fendi significa elegancia, artesanía y estilo. Creo que Fendi hace ropa para mujeres que quieren estar al mando y a la vez relajarse con una actitud juguetona e riónica… y así es exactamente como soy yo”, confesaba Zoey Deutch con respecto a la forma en la que se identifica con la marca. Y terminaba: “estoy realmente emocionada de compartir que soy el rostro de la primera campaña #fendipeekaboo y no mamá, no puedo conseguirte un bolso gratis”.

Fuente: Leer Artículo Completo