El efecto patchwork ya se ha convertido en la tendencia más prometedora para la primavera y estos 3 looks son la mejor prueba

El efecto patchwork ya se ha convertido en la tendencia más prometedora para la primavera y estos 3 looks son la mejor prueba

La lista de imprescindibles para preparar el armario de cara a la próxima temporada ya empieza a tomar forma. Y en ella encontramos desde las prendas hasta los estampados que marcarán el ritmo de la primavera: hablamos por ejemplo de las blazer estampadas con cuadros, ideales para combinarlas con los vaqueros rectos y anchos, que sin duda van a arrasar durante los próximos meses y que en muchas webs ya acaparan listas de espera, o tonos como la gama completa de los pasteles o el azul, que tiñe prácticamente todas las prendas de las nuevas colecciones.

Pero si lo que estás esperando es algo más rompedor con lo que darle a tus estilismos un giro inesperado y cargado de tendencia, la apuesta infalible es el efecto patchwork. El resultado de combinar a modo de retales diferentes estampados en una sola prenda ya está en la nueva colección de Zara, que nos ha sorprendido con tres diseños perfectos para hacer una toma de contacto con el que será uno de los fenómenos durante los próximos meses.

La primera de ellas es una blusa de tejido semitransparente con el cuello subido y sin mangas, con frunces laterales y aberturas desde la cintura. La variedad y diversidad de prints que se combinan en la blusa va desde los motivos florales, que ocupan casi una mitad de la prenda, hasta el estampado de paisley y los dibujos geométricos en tonos rojos, verdes y azules.

La blusa se cierra por la parte trasera del cuello con varios botones y tiene un escote abierto en la espalda. Cuesta 25,95 euros y está disponible de la XS a la XL.

Dado que otra de las grandes tendencias que marcarán la primavera será la de llevar los looks coordinados, Zara también aporta su granito de arena con otra prenda a juego con la blusa: un par de pantalones anchos de tiro alto y cintura elástica. Además de la pernera ancha, los pantalones tienen un par de bolsillos laterales.

Un patrón muy noventero con una factura desenfadada que sin embargo funciona en cualquier terreno, desde el más casual al más sofisticado. Porque si prefieres no llevarlo a juego con la blusa, con un simple cropped top blanco de algodón es suficiente. Cuesta 29,95 euros y está disponible de la talla XS a la XL.

Por último, la tercera prenda de esta colección que se rinde al patchwork es un vestido midi de escote cruzado y manga larga, con un cinturón de tela a juego muy fino. Cuesta 39,95 euros y está disponible de la talla XS a la XL.

Sea cual sea tu opción, este efecto va a ser el vehículo de acceso a la primavera, una forma perfecta de darle a la bienvenida a una temporada que llega cargada de color.

Fuente: Leer Artículo Completo