El Kelly de Hermès: el bolso icónico más buscado del momento

El Kelly de Hermès: el bolso icónico más buscado del momento

Aunque cada año salen al mercado decenas de nuevos modelos de bolsos (que no tardan el colarse en los armarios de las prescriptoras de estilo del momento y en viralizarse por completo), hay modelos clásicos que nunca caen en el olvido y cuya influencia en la moda supera con creces lo que logran la mayoría de los los diseños más recientes. En esta categoría enmarcamos bolsos como el 2.55 de Chanel, el Jackie de Gucci, el Lady de Dior, el Amazona de Loewe o el Birkin y el Kelly de Hermès.

Más allá de su indudable personalidad eterna, este último ha sorprendido a todos al convertirse en uno de los bolsos más virales del momento, ya no solo por ser uno de los bolsos de lujo más deseados del planeta, sino que se ha colado entre los artículos más buscados del trimestre, concretamente logrando el segundo puesto, algo que habitualmente ocupan prendas y complementos de rabiosa actualidad. Tal y como apunta Lyst, la demanda de bolsos Hermès (de segunda mano) creció más de un 430% durante las últimas semanas.

El modelo Kelly, que recibe su nombre por la princesa de Mónaco, ha sido de entre todos el más buscado. El auge del Kelly, que acostumbra a competir en popularidad con otro modelo con nombre propio, el Birkin, parece estar justificado en los estilismos de
i
nfluencers Rosie Huntington-Whiteley y Camille Charrière, quienes han optado recientemente por dos modelos Kelly de diferentes tamaños.

https://www.instagram.com/p/CK9Pvx5n1QK

A post shared by Rosie HW (@rosiehw)

https://www.instagram.com/p/CNSFtoMjtb2

A post shared by Camille Charriere (@camillecharriere)

Para entender el nuevo interés en el Kelly de Hermès no hace falta más que comprender el momento actual que está viviendo la moda y la sociedad. Lejos de invertir en tendencias de corta duración, cada vez somos más conscientes de lo que consumimos, optando por artículos de mayor calidad, más sostenibles y, en definitiva, cuya vida útil sea mayor.

Por todo ello, ha aumentado el interés de los compradores en invertir en un bolso de lujo como el Kelly, atemporal, fácil de combinar y cuyo valor a lo largo de los años está más que asegurado.



La historia del Kelly de Hermès

Aunque ahora lo conozcamos como Kelly, este modelo de bolso creado en los años 30 se llamó primeramente Sac à Dépêches y fue pensando, al igual que otros muchos complementos que realizaba Hermès, para utilizar como complemento de equitación. El bolso se creó primeramente para la mujer de Émile-Maurice Hermès, que quería encontrar un bolso sencillo y, básicamente, perfecto.

Unos años después, en 1956, el bolso se convirtió en lo que es a día de hoy cuando Grace Kelly lo utilizó para ocultar su embarazo ante los flashes de los fotógrafos. Kelly había recibido este bolso dos años antes para lucirlo en la película Atrapar a un ladrón de Hitchcock y rápidamente se convertiría en uno de sus favoritos. Desde aquella foto que corrió como la pólvora, el bolso comenzó a conocerse popularmente como el Kelly, pero no fue hasta 1977 cuando la firma decidió rebautizarlo oficialmente.

El bolso original que lució Grace Kelly se encuentra expuesto en el museo londinense Victoria and Albert.

Además de la princesa, este bolso ha enamorado a numerosas celebrities a lo largo de las décadas, como Catherine Deneuve, Audrey Hepburn, Marlene Dietrich o Ingrid Bergman.

A día de hoy, al igual que sucede con su hermano, el Birkin, resulta muy complicado conseguir un Kelly nuevo. Cada bolso se fabrica mimando al máximo cada detalle, de manera artesanal y hay que encargarlo con más de un año de antelación. Se fabrican empleando fórmulas tradicionales utilizas para crear sillar de montar y para fabricar un Kelly se necesitan 20 horas de trabajo.

Respecto al precio, las opciones de segunda mano oscilan entre los 2.000 euros y los 60.000, dependiendo del modelo, el tamaño, la época o los materiales.




Fuente: Leer Artículo Completo