La obra de Balenciaga y la de Alaïa, juntas en una exposición

La obra de Balenciaga y la de Alaïa, juntas en una exposición

Un encuentro entre dos de los modistos más relevantes de su tiempo. Eso es ‘Alaïa y Balenciaga. Escultores de la forma’, la exposición que acaba de inaugurarse y cuyas puertas estarán abiertas hasta el 1 de noviembre en el Museo Cristóbal Balenciaga, en Getaria, coincidiendo con el décimo aniversario de su apertura.

El diseñador francotunecino Azzedine Alaïa (1935-2017) siempre fue un admirador de la obra de Cristóbal Balenciaga (1895-1972). De hecho, fue uno de sus primeros coleccionistas. Cuando llegó a París, uno de sus sueños era trabajar en el taller del creador vasco, aunque no lo consiguió (sí entró en Dior, entonces con Yves Saint Laurent al frente, pero duró poco debido a su situación irregular en Francia).

A partir del momento en que Balenciaga presentó su última colección, en 1968, sus obras comenzaron a adquirir cada vez más valor. Para rescatarlas de un destino incierto, Alaïa se hizo con un buen número de ellas al cierre de la casa, pero continuó coleccionándolas muchos años después. Ese es el origen del impresionante archivo de piezas de Balenciaga que consiguió el modisto en casi cuatro décadas.

“Balenciaga tenía un conocimiento del oficio, del corte, sabía coser… él era un auténtico creador de moda, capaz de inventar un nuevo volumen, una nueva técnica para las mangas o el cuello. Balenciaga siempre me ha influido. Sin duda, él es uno de los mejores modistas de todos los tiempos”, dijo Azzedine Alaïa. De él bebió su amor por los volúmenes, los equilibrios, los brocados o los tejidos negros, y una absoluta dedicación a la técnica.

Ahora, la obra de ambos dialoga a través de más de 100 piezas (48 de Alaïa y 52 de Balenciaga) en esta exposición el Museo Cristóbal Balenciaga de Getaria, comisariada por Olivier Saillard y Gaël Mamine. Consta de seis salas que no están ordenadas cronológicamente, sino por el orden de día, cóctel y noche. En ella pueden apreciarse tanto las similitudes como las diferencias entre dos diseñadores que marcaron su tiempo.




Fuente: Leer Artículo Completo