Las mejores pezoneras invisibles para ir cómoda cuando no puedes llevar sujetador

Las mejores pezoneras invisibles para ir cómoda cuando no puedes llevar sujetador

  • Las mejores cremas para reparar talones agrietados
  • Estas brumas hidratan tu piel frente al calor
  • El champú con colágeno con más de 6.000 valoraciones

    El 20 de septiembre es el día elegido por uno de mis mejores amigos para casarse y para un día tan especial tenía que ponerme a buscar vestido con antelación. La cuestión es que ya tenía fichado un vestido satinado con escote en ‘V’ y espalda descubierta, que me parece ideal y aunque sé que quedan muchos meses y que corro el riesgo de que me guste otro más de aquí a septiembre, me lo compré.

    El único problema que tenía con ese vestido es que por la espalda y por la forma de llevar escote era muy complicado encontrar un sujetador que se adaptara bien al vestido. Por eso, y al usar una 95B, comencé una búsqueda para encontrar «algo» que me sujetara pero también que me levantara ligeramente el pecho.

    Y lo encontré. Son como las flores adhesivas para los pezones pero con una diferencia que es clave. Tienen una lengüeta -como la de los paquetes de pasta-que consiguen que, al pegártelas al pecho, te lo suba. Las primeras preguntas que me hicieron cuando se lo comenté a mis compañeras de trabajo fue si eso aguantaría y si se pegaba bien. Pega, pega muy bien, ahora bien, la prueba de una boda y sus varias horas de baile y toda una noche, aún no la ha pasado. Pero la cosa promete.

    Como bien dice en la descripción del producto, no está indicado para copa D o mayor y son siliconas ecológicas reutilizables que se pueden lavar con agua tibia y jabón antes de usarlas otra vez.

    Después de que Rocío Osorno nos contara su secreto mejor guardado para un vestido con transparencias, este va a ser a partir de ahora mi gran aliado para vestidos sin espalda y sin tirantes y por supuesto también le puede venir bien a novias cuyo vestido no les permita llevar body o sujetador.

    Vía: ELLE ES

    Fuente: Leer Artículo Completo