Marina Raphael, los bolsos de la heredera Swarovski

Marina Raphael, los bolsos de la heredera Swarovski

Marina pertenece a la sexta generación del imperio Swarovski, una de las casas de joyas y cristales más reconocidas del mundo. Por eso, desde muy pequeña la pasión por la moda ha corrido por sus venas. Lejos de limitarse al éxito de la empresa familiar, Marina se lanzó a la piscina y quiso emprender su propia camino en un campo muy diferente al que acompañaba su apellido pero con el mismo saber hacer e inspirado en el lujo: los bolsos. ¿El porqué? Marina percibe este accesorio como piezas de inversión, además de unir a mujeres de cualquier edad.

Con tan solo 20 años decidió iniciar Marina Raphael, una firma de bolsos que en apenas tres años se ha coronado como una de las favoritas de personalidades como la reina Máxima de Holanda (y también a su hija, la princesa Amalia), la estilista Camille Charriere o la artista Pixie Lott. A pesar de no contar con estudios en las universidades o escuelas de diseño más destacadas, sí que es experta en administración de empresas (de hecho, se graduó en el King’s College de Londres). Además, Marina tiene un talento innato para el diseño, que según cuenta se nutre de sus viajes por el mundo, así como del interés por la arquitectura, el arte, las diferentes culturas y también de las mujeres de su familia.


https://www.instagram.com/p/CBxZDAwojL7

A post shared by Alex Rivière (@ariviere)

El resultado de todas estas vivencias y pasiones es una firma que versa sobre la mujer de hoy en día y que pretende hacer que todas las que lleven una de sus creaciones se sientan empoderadas a través de la moda. En sus propias palabras, “vestirse para cualquier ocasión debe emocionar y enganchar la mente, despertar el deseo de crear, ver un lienzo en uno mismo, y en su armario, una paleta de colores”.

Artesanía y sostenibilidad

Todos los bolsos de Marina Raphael están hechos a mano en Florencia, en el corazón del distrito famoso por la marroquinería y el cuero de lujo por artesanos de la piel. Asimismo, la ética laboral y la sostenibilidad son claves para la firma. Cuentan con una política de cero residuos, que se suma a los esfuerzos de reciclaje de la casa y a otras iniciativas como la introducción de propiedades biodegradables en los bolsos. Al contar con artesanos locales, ubicados en la Toscana, se reduce la huella de carbono, mientras que apuesta por la artesanía local.


Bolsos con guiños a su herencia

Algunas de sus creaciones unen su pasado con su presente, incorporando delicados cristales Swarovski a las asas o cuerpo de los bolsos y dando lugar a auténticos accesorios joya.





Fuente: Leer Artículo Completo