Maye Musk, Morgane Polanski y Natalia Vodianova, entre las invitadas al ‘show’ de Dior en homenaje a la artista Anna Paparatti

Maye Musk, Morgane Polanski y Natalia Vodianova, entre las invitadas al ‘show’ de Dior en homenaje a la artista Anna Paparatti

Que la mujer es el punto de partida en las colecciones creadas por Maria Grazia Chiuri para Dior no es ninguna novedad. Cada nueva temporada nos sorprende poniendo el foco en alguna artista, sea de la disciplina que sea, una figura relevante o una época importante para el feminismo. La colección para la primavera de 2022 no ha sido ninguna excepción y en esta ocasión, la directora creativa de Dior, viaja a Italia para adentrarse en el universo creativo de la artista y galerista Anna Paparatti. Una mujer que lo tenía todo a favor: “tenía un gran talento para la pintura, también era hermosa y era inteligente”, explica la propia artista en una conversación con Chiuri y, sin embargo, todo eso se le volvió en su contra “porque no era el momento adecuado”, asegura. Paparatti culpa al karma de esta colaboración en la que la artista ha diseñado el escenario del nuevo desfile de Dior.

Un enorme y colorido tablero de juego sobre el que las modelos iban girando, pasando de una casilla a otra, y, sobre ellas una inmensa bola de cristales de colores. El escenario también está inspirado en el mítico Piper Club de Roma, el punto de encuentro en la noche romana de la década de los 60, donde Pink Floyd tocó por primera vez y donde era fácil encontrarse con Raffaella Carrá. Precisamente en esta época se inspira la nueva colección de Dior, los minivestidos estilo yeyé, los trajes de chaqueta de manga francesa, con botones forrados y falda corta, las botas altas planas de colores, las merceditas, los abrigos de corte recto…

También había ciertas referencias al mundo del deporte, especialmente una serie de salidas a base de shorts, tops y chaquetas en satén que recuerdan al vestuario de los boxeadores al salir al ring; también el tenis (casualidad o no, estaba Roger Federer entre el público) con los minivestidos de tablas y los polos blancos típicos de los 60 para esta práctica han tenido parte de protagonismo.

El nexo común era sin duda el color. Una explosión de amarillos, verdes, naranjas, rojos, rosas, blancos, morados, azules… Maria Grazia Chiuri no se ha dejado prácticamente ningún tono de la gama cromática y el resultado es una colección vibrante, potente y que recarga la energía con solo mirarla.


Entre los invitados célebres, aunque hemos echado en falta a Beatrice Borromeo, embajadora de la firma y asistente asidua a sus desfiles, no ha faltado casi nadie:Iris Law, hija de Jude Law y Sadie Frost, con un impactante pelo rapado de color platino, Rosamund Pike, Morgan Polanski, actriz e hija del director de cine, Jeanne Dammas y Natalia Vodianova, Gala González, la fotógrafa Ellen von Unwerth, Bianca Brandolini o la modelo y madre de Elon Musk, Maye Musk entre otras muchas, Se notaba que había ganas de celebrar y el colorido desfile de Dior ha sido el mejor escenario para llevarlo a cabo.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo