Modistas solidarias: la inciativa que demuestra que no tienes que ser un gigante de la moda para ayudar a frenar el coronavirus

Modistas solidarias: la inciativa que demuestra que no tienes que ser un gigante de la moda para ayudar a frenar el coronavirus

Inditex, Mango, El Corte Inglés… son muchas las empresas de moda que han hecho donaciones para frenar la expansión del coronavirus. Desde mascarillas hasta dinero para comprar respiradores. Pero la pequeña industria también ha puesto su granito de arena. Y uno bien grande. Ha sido gracias a la creación de Modistas solidarias, una maravillosa iniciativa creada por la firma de moda sostenible Wolflamb junto con la agencia de representación The Lab Talents para ayudar a combatir el COVID-19. ¿Su objetivo? Abastecer de mascarillas de tela a colectivos de máximo riesgo como pueden ser centros sanitarios, entidades públicas o residencias de ancianos. Ya se han donado más de 4.000 mascarillas y la cifra va en aumento.

Ante la escasez de material y la extrema necesidad que hay en comunidades como el País Vasco o Madrid, Modistas Solidarias nace para confeccionar mascarillas caseras, uno de los complementos indispensables del equipo de protección individual contra el coronavirus que necesitan con urgencia los sanitarios, entre otros colectivos. La firma de la que nace la inciativa, Wolflamb, pone a disposición de todo el mundo material textil y equipo humano para la elaboración de todas las mascarillas que sean necesarias. Fruto de esta iniciativa, muchos voluntarios se han ofrecido a coser o donar tejidos para la fabricación de estos recursos, y para ello la marca comparte las instrucciones necesarias para confeccionar las mascarillas desde casa.

Según declaraciones de María Cordero, diseñadora y propietaria de la firma Wolflamb, “me emociona ver que el proyecto esté llegando a tener tanto alcance. Mucha gente ha colaborado en ello, desde personas que se han ofrecido para el transporte del material, así como las propias costureras. El objetivo de todo esto es poder ayudar a los verdaderos héroes de esta pandemia. Ojalá que en breve no quede nadie sin protección y que desde Modistas Solidarias hayamos podido contribuir a que esto ocurra”.

Un gran número de famosos se han hecho eco de esta iniciativa en sus redes sociales con el fin de conseguir un mayor número de costureras. Actrices como Paz Vega, Melani Olivares o Natalia Verbeke, modelos como Eugenia Silva, Ariadne Artiles o Blanca Padilla e influencers como Laura Escanes, Alba Díaz, María García de Jaime y otras caras conocidas como Nagore Robles se han sumado a esta acción. Además, los diseñadores Vicky Martín Berrocal y Juan Avellaneda han puesto a disposición de la iniciativa sus talleres para la confección de batas quirúrgicas que serán enviadas también a los centros más necesitados.

El equipo de Wolflamb ya está organizando todos los recursos y coordinando la fabricación de 2.000 mascarillas al día para ir distribuyendo según las necesidades. El objetivo final es entregar 10.000 en los próximos días a las más de 110 solicitudes de centros con colectivos de riesgo como hospitales y residencias. Ojalá lo consigan.

Fuente: Leer Artículo Completo