Ni te imaginas todos los conjuntos que puedes hacer con esta sobrecamisa de organza tan elegante como combinable

Ni te imaginas todos los conjuntos que puedes hacer con esta sobrecamisa de organza tan elegante como combinable

Si ya estás calentando motores pensando en la reciente llegada oficial de la primavera a tu armario y tienes en mente atesorar en él prendas como la falda midi de estilo casual que combina con todo o el vestido blazer en color rosa fucsia, seguro que no te ha pasado desapercibida una de las tendencias más potentes de la temporada, las transparencias. Un recurso que, gracias a tejidos livianos como gasas y organzas, es perfecto para ser la estrella de los looks más importantes y especiales, que se ha podido ver sobre las pasarelas de firmas internacionales. La novedad en este caso es que, lejos de limitarse a prendas formales y pensadas para lucir solo en eventos u ocasiones especiales, se diversifica para convertirse en un comodín que podrás lucir de día y de noche sin importar la etiqueta.

Una de nuestras favoritas es sin duda esta sobrecamisa de organza de Uterqüe. Un diseño muy especial, que sin embargo no resulta nada complicado y con el que la firma de Inditex nos ha demostrado una vez más cómo se puede jugar con los códigos estéticos y obtener un resultado tan elegante como versátil.

Confeccionada en organza semitransparente, la camisa tiene un patrón clásico, de corte masculino, con dos bolsillos frontales en el pecho, manga larga y un cinturón a juego en el mismo tejido que permite llevarla desabrochada y simplemente anudada.

Diseñada para poder lucirla como blusa pero también como sobrecamisa, el intenso azul eléctrico de la organza es otra de las grandes cualidades con las que añadir un toque de elegancia. Está disponible en talla M y cuesta 79 euros.

Pero si algo convierte a esta blusa en una de las prendas más versátiles que tu armario necesita es su capacidad para combinarla. Ideal con un vestido lencero de corte midi y efecto sedoso, por ejemplo. De esta manera y coordinado en los mismos tonos de azul, la blusa resulta una alternativa perfecta como sobrecamisa y el tejido etéreo de la organza permite que la transparencia deje a la vista la piel de los hombros y los brazos.

Pero también se puede llevar con el mismo resultado en un look más informal, con un par de vaqueros blancos anchos de tiro alto y una camiseta de algodón. De esta forma la blusa se puede dejar desabotonada pero cerrada con el cinturón.

La mejor fórmula para añadir un toque de color intenso en el armario y a la vez poder jugar con una prenda que funciona igual de bien por partida doble, tanto en las ocasiones más elegantes como las más desenfadadas.

Fuente: Leer Artículo Completo