Radiografía del vestido camisero tendencia (de Zara) de la primavera 2020

Radiografía del vestido camisero tendencia (de Zara) de la primavera 2020

Puede interpretarse como un guiño o como un homenaje, pero no fue casualidad que Virginie Ward cerrara su desfile de Alta Costura Primavera-Verano 2020 con un vestido camisero blanco de novia. Blanca y radiante, no la modelo, Rebecca Longendyke (que también. ¿Cuándo no?), sino la prenda, la favorita de su predecesor en la dirección creativa de Chanel, la que Karl Lagerfeld hubiera dado todo (su bikini minúsculo, su bolso aro, sus catiuskas de polvo de estrellas, TO-DO) por inventar: la sencillamente complicada camisa blanca venida a más.

En realidad, aquel broche de oro no era sino la sucesión estética más lógica para un desfile que transcurría en los jardines del pequeño e insignificante orfanato de Aubazine donde creció Coco a comienzos del siglo XX. De ahí la austeridad, el recato, los tejidos utilitarios, la ausencia de colores vivos y los elementos propios de la indumentaria infantil como los calcetines calados altos o los cuellos bobo. Para terminar, el vestido que cualquier novia podría confeccionarse a partir de una camisa.

Es más, el vestido que una novia, la consultora de moda Lolita Jacobs, ya confeccionó a partir de una camisa (de Jacquemus) para el día de su boda civil en el verano de 2019: unas bailarinas, un velo y voilà! Tu camisa blanca una talla más grande puede ser todo aquello que te propongas.

Una bata para llevar sobre tu vestido minúsculo como Julia Roberts en Pretty Woman, la combinación ganadora de tus pantalones de vestir de lino como Katharine Hepburn en La Reina de África, un caftán para tu bikini en la terraza, un kimono para estar (o bailar) en casa en ropa interior mientras suena Old time Rock n roll u otro camisón que puedes llevar ininterrumpidamente de 9am a 9 pm y viceversa.

Tras muchas semanas en casa, el vestido de los domingos de Carrie Bradshaw es el vestido favorito para el lunes, cada día, de más gente. Basta que cumpla unos requisitos para garantizar su versatilidad:

Brandon Maxwell, Schiaparelli, Chanel y Valentino PV20.© GoRunway.com

· Primero, es largo y amplio para adaptarse a todas las situaciones y escenarios. Sirve tanto una camisa una talla más grande como un vestido camisero de popelín.

· Segundo, es blanco. En tonos crema o blanco nuclear, aunque la camisa azul, rosa y de rayas también viven su mejor momento, el vestido camisero tendencia es blanco y radiante. De novia y de pijama.

· Tercero, es ajustado. Lo justo y necesario. Gracias a un cinturón incorporado que lo ciñe a la cintura como hacía el personaje de Sarah Jessica Parker con una camisa masculina en Sexo en Nueva York solo que de manera más sofisticada con uno ya integrado en el conjunto.

· Cuarto, se lleva con sandalias tanga. En realidad, admite cualquier calzado. Desde unas alpargatas, a unas bailarinas pasando por unas deportivas. Pero solo unas sandalias de dedo de toda la vida sean más elegantes o más informales juegan a la ambigüedad como la propia prenda: ¿es una camisa? ¿es un vestido? ¿es un camisón? ¿es una vestido de novia?

©Cortesía de Bershka

Vestido camisero de popelín. COMPRAR

Los 10 vestido camiseros en tendencia de Zara y compañía para la primavera de 2020 cumplen estas características y dos más: son preciosos y asequibles.

SUSCRÍBETE AQUÍ a nuestra newsletter para recibir todas las novedades de Glamour.

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo