Rescata los colores flúor: ideas del street style para volver a llevar lo que compraste el verano pasado

Rescata los colores flúor: ideas del street style para volver a llevar lo que compraste el verano pasado

Seguro que el pasado verano caíste en la tentación de comprarte algunas prendas de color flúor, Hasta puede que tengas diseños invernales en azul, naranja, rosa o verde fosforito. Quizá las adquiriste dándote un capricho, pensando que te las pondrías solo una temporada y luego pasarían al altillo del armario donde almacenas lo que ya no te sirve. Si es así, tendrás que recuperarlas. El flúor se ha convertido en en una de las herramientas más solicitadas en el ‘street style’. Las estrellas del estilismo lo rescatan cada vez que pueden no solo en complementos (calcetines, bolsos, zapatos) porque funciona a la perfección. Su sola presencia es capaz de convertir un look anodino en otro de foto.

Atenta a una de las combinaciones más efectivas con verde flúor que hemos visto en el ‘street style’: mano a mano con cualquier prenda de color gris. Nos vale de todo: abrigos, chaquetas de punto, cazadoras, americanas… Cualquier prenda de abrigo gris que tengas en el armario quedará inmediatamente revitalizada si la llevas junto a un diseño verde flúor. Por ejemplo, un vestido de verano. Y si le metes un tercer color, mejor un tono pastel, te coronas.

Una propuesta con menos complicaciones: mezclar esa camisa o top color flúor con cualquier prenda invernal de efecto piel que, sí o si, has de tener en tu armario. Pocas tonalidades se quieren más que el fosforito y el negro brillante.

Si tienes ese cisne de color verde flúor que vimos en el low cost hace unos meses, enhorabuena porque te va a permitir actualizar cualquier prenda color camel que tengas en el armario. Puede ser un trench, unos chinos, un cárdigan… Lo importante es combinarlo con este verde fosforito para conseguir un look como nuevo.

Un último truco del ‘street style’ que te va a convencer si todavía tienes dudas: abrazar el feísmo. Si por mucho que te mires en el espejo no terminas de entender la mecla de olores y texturas, deja de buscar lo bonito y entrena el ojo para lo interesante, lo sorprendente e incluso lo directamente feo. Prendas que en principio no ves para nada juntas pueden crear un look de los que no puedes parar de mirar, como el de la foto. Habrá quien diga que es terrible. A nosotras nos parece desconcertante e intrigante. Que sea lo que quiera, menos aburrido.

Fuente: Leer Artículo Completo