Rocío Jurado, protagonista inesperada del desfile de Saint Laurent en honor a Paloma Picasso

Rocío Jurado, protagonista inesperada del desfile de Saint Laurent en honor a Paloma Picasso

Después de probar varios escenarios, en diferentes puntos del mundo para sus anteriores desfiles, Saint Laurent vuelve a sus orígenes y, de nuevo, cuenta con la Torre Eiffel como invitada de excepción. En plena noche parisina es la testigo más imponente y con ella de fondo no hace falta mucho más para conseguir una escenografía espectacular. Sin embargo en este desfile París no es la única protagonista, España y la influencia que esta tuvo en las colecciones de Yves Saint Laurent han reclamado su lugar. Lo ha hecho a través de la figura de Paloma Picasso, a quien Yves Saint Laurent conoció en una fiesta y quien le impactó considerablemente, influyendo mucho en su visión sobre la moda. “Estábamos en la casa de una amiga donde estaba celebrando una fiesta. En un momento dado, perdí de vista a Yves. Le busqué y le vi con una joven y desconocida chica. Llevaba unos tacones con plataforma, un turbante en su cabeza y cosas que había transformado en ropa. Era Paloma Picasso”.

Así es como Pierre Bergé describe el encuentro que marcaría un antes y un después en la vida de Saint Laurent. Un encuentro sobre el que Anthony Vaccarello llevaba ya tiempo queriendo abordar, “es un momento ante el que soy muy sensible como diseñador porque para mí fue el momento en el que la creatividad en moda de Saint Laurent se transformó en estilo”.

De esa mujer de espíritu independiente, libre, enérgica y a la que no le importaban los prejuicios parte esta colección de primavera-verano 2022, una oda a la emancipación y la seducción subversiva. El juego de volúmenes, la bisutería extra grande, los guantes a todo color que rompen la sobriedad de un vestido, las líneas asimétricas, los escotes de vértigo y las transparencias son muestra de esta libertad.


Tampoco faltan las flores, extraídas de los archivos de Saint Laurent a todo color y en su máxima expresión; los colores propios de la casa (el negro, el rojo, el rosa fucsia o el morado) remarcan la idea de esta mujer fuerte de personalidad original, que no teme las mezclas explosivas. Los hombros extremadamente marcados y los volúmenes de las mangas se contraponen a los monos ultraceñidos que ocupan gran parte de la colección.



Las americanas, en ocasiones a modo de vestido, en otras como únicas acompañantes de pantalones de talle alto y bajos acampanados son las otras grandes protagonistas.


Y por último, no podían faltar los imponentes tacones de vértigo con enormes plataformas, poco habituales ya en los desfiles de casi todas las firmas y con los que Pierre Bergé definía a la musa de esta colección. Paloma Picasso fue también la responsable de que anoche sonara flamenco, en concreto, Se nos rompió el amor de Rocío Jurado versionada por Fernanda y Bernarda de Utrera, con la torre Eiffel de fondo, en pleno París. Como testigos de este show, amigos de la casa como Rossy de Palma o Carla Bruni, entre otros. París y España de la mano una vez más en un desfile de Saint Laurent.

https://youtube.com/watch?v=UfQaAhD6Vzg%3Frel%3D0

Nuestros periodistas recomiendan de manera independiente productos y servicios que puedes comprar o adquirir en Internet. Cada vez que compras a través de algunos enlaces añadidos en nuestros textos, Condenet Iberica S.L. puede recibir una comisión. Lee aquí nuestra política de afiliación.

Fuente: Leer Artículo Completo