Sujetador a la vista es la tendencia que parecía imposible pero ha terminado en los looks más potentes del año

Sujetador a la vista es la tendencia que parecía imposible pero ha terminado en los looks más potentes del año

Es cierto: la lencería a la vista se ha convertido en un clásico del ‘street style’ que ha calado fuerte en nuestras influencers. Sin embargo, no llega a popularizarse a nivel de calle, probablemente porque la ropa interior sigue demasiado sujeta a lo íntimo y el pecho femenino no termina de abandonar la zona roja de la sexualización. Sin embargo, últimamente vemos cómo el sujetador va mostrándose cada vez con más naturalidad y sumándose al look como una capa más que aporta textura y color al ‘outfit’. La zona cero de este nuevo papel del sujetador no tiene secretos: blusa negra transparente con sujetador negro debajo. A estas alturas, pocos peros puede ponérsele a una combinación así.

Las jóvenes generaciones, bastante liberadas de las restricciones que solían aplicar a la lencería, hacen un uso definitivamente más imaginativo del sujetador. Uno de los looks que más nos han gustado lo convierte en el tercer elemento de un look a cuadros: camisa, falda y sujetador hacen juego con el mismo ‘print’. Imprescindible esa capa extra de transparencias en negro para lograr un efecto sutil.

Atención a cómo muestran el sujetador las influencers: siempre bajo el filtro suave que aporta una capa textil transparente, ya sea gasa, lana u organza. Mostrar abiertamente la piel queda, mejor, para el verano. Por suerte, tenemos muy a tiro en el low cost blusas de organza que nos ofrecen una ocasión de oro para mostrar nuestra pericia con la lencería. La opción está clara: buscar un contraste de color con el sujetador. Queda espectacular.

Y si vas buscando un look de fiesta que te salga por cero euros, atención a esta última propuesta porque vale su peso en oro. Cualquier traje de tu fondo de armario parecerá otro si lo combinas con un sujetador de encaje con un contraste de color. Eso sí, necesitarás de un top transparente para aportar ese toque de sutileza y sofisticación que requiere cualquier estilismo de prensa. Pero será una inversión mínima para lograr un efecto increíble. Y, esta vez sí, de lo más sexy.

Fuente: Leer Artículo Completo