‘Amar es para siempre’, resumen semanal de los capítulos 2447 a 2451: El deber de un padre

‘Amar es para siempre’, resumen semanal de los capítulos 2447 a 2451: El deber de un padre

  • Amar es para siempre: los nuevos actores y personajes personajes
  • Las mejores series de amor para ver en Netflix
  • Las mejores series españolas de Netflix

    Esta semana en Amar es para siempre, después de pensarlo mucho, Cristina accedió a mudarse a Pamplona junto a Rubén. Mientras que Fran, Carmen y Fausto le dieron la estocada final a Uriarte. En un maquiavélico plan, el empresario se mostró como un auténtico demente delante de Raúl quien, asustado, no tuvo más remedio que tomar las riendas de la situación.

    Manolita y Sebas llevaron a cabo su plan para reconciliar a Visi y Benigna y, esta vez, la cosa funcionó. Por su parte, Barros le contó a Luján lo descubierto: alguien muy cercano parecía estar detrás de los robos a las joyerías. Esta sorprendente averiguación puso en peligro al policía, que desapareció sin dejar rastro.

    Al día siguiente, Carballo, inquieta por no saber nada de su padre, acudió a Luján buscando respuestas. Pero las que encontró no fueron de su agrado y alejaron a su padre del ser bondadoso y honesto que ella pensaba que era. Mientras, con Penélope ya a salvo, Ismael trató de dar con Diego para advertirle del peligro que corría, pero era demasiado tarde…

    Ismael sacrificó su libertad en favor de Diego, a quien trató de alejar de una dolorosa estancia en la cárcel. Pero aún tenía que contarle a Penélope la decisión que había tomado. Finalmente, Ismael puso rumbo a Carabanchel, mientras que Penélope y Diego, también se marcharon del vecindario para estar cerca de él.

    Guillermo regresó a la Plaza de los frutos por sorpresa

    Por otro lado, Guillermo regresó en el momento más delicado de Cristina y Quintero. El abogado aprovechó su estancia en el barrio para reencontrarse con viejos amigos. La idea de que su amiga abandonase todo por seguir a Rubén no parecía entusiasmarle demasiado. Las palabras de despedida de Guillermo tras su corta visita hicieron que Cristina terminase con el médico.

    Cerca de allí, un golpe de suerte cambió el destino de Manolita y la convirtió de la noche a la mañana en la socia de Nieves. Juntas abrirán Supermercados Sanabria. Las primas encontraron el local perfecto en la Plaza de los Frutos, mientras Benigna decidió mudar Benivisión a un sitio más grande. Por su parte, Visi le declaró su amor a Sebas, públicamente, dejando atrás su pudor.

    Gracias a los cuidados de Fran y Fausto, Candela empezó a recuperarse y a discernir la realidad de la mentira que Uriarte le hizo creer. Ahora es capaz de recordar que tuvo una hija, Alicia. Fran solo tenía una misión en la cabeza: encontrar a su hija. Y lo consiguió, aunque hace años que se fue a vivir fuera de España. Mientras, Fausto puso en marcha la última parte de su plan para acabar con Uriarte para siempre.

    Por su parte, Raúl descubrió la verdad sobre el destino de Fausto y los crímenes de su padre. Sin quererlo se topó con el verdadero Uriarte. Sintiéndose culpable de haberse puesto al lado del empresario, planeó desvincularse de la empresa, pero Fausto y el propio Fran le pidieron que recapacitase. Era hora de volver a ser una familia.

    Pasaron los días y Fran sorprendió a Paloma con su última creación: el Garloquest, un juego muy particular que había preparado para pedirle la mano. Paralelamente, Carmen visitó a Uriarte en el centro psiquiátrico ajena a que este no pensaba dejar las cosas estar. Aún tenía fuerzas para asestar un último golpe.

    A su vez, Carballo estaba dispuesta a infringir la ley para demostrar la inocencia de Barros y, debido al robo del expediente, Carballo se vio obligada a abandonar el cuerpo de Policía jurando descubrir la verdad sobre su padre. Además, Ciriaco y Andrea pasaron a ser algo más que primos.



    Fuente: Leer Artículo Completo