‘Amor a segunda vista’, el resumen de los capítulos 121 al 125: Dos en la carretera

‘Amor a segunda vista’, el resumen de los capítulos 121 al 125: Dos en la carretera

  • El avance semanal de los capítulos de Amor a segunda vista.
  • Qué ha pasado en los últimos capítulos de Amor a segunda vista.
  • Amor a segunda vista: todo sobre la serie.

        Fatih observó cómo, tras una acalorada discusión con Zeynep, Ertan pretendía agredirla. Para proteger a su esposa, el hombre le propinó a su rival un fuerte golpe en la cabeza. Luego de mucho insistir, recobró el conocimiento, pero lo hizo sin recordar nada, ni siquiera su nombre y mucho menos la relación que le une verdaderamente con su agresor.

        Sekercizade trató de dejar al malherido con varios conocidos, pero siempre se terminaba escapando a la estación de policía en busca de ayuda. Finalmente, en conjunto con Zeynep, tomó la decisión de que se quedase con ellos: “Es lo mejor que podemos hacer ahora mismo”. Para no levantar sospechas, Fatih le mintió a Ertan asegurándole que se llamaba Mahmut y es un amigo suyo: “Con nosotros estás a salvo”. El malherido confió por completo en las palabras del que creyó que es como su hermano.

        Por otro lado, Mukaddes logró salir del manicomio sin ser vista. Después de ponerse una peluca, conseguir un nuevo pasaporte y cambiar por completo su imagen, se dispuso a irse muy lejos. Sin embargo, todo se truncó cuando su vehículo la dejó tirada en mitad de la carretera. “Maldita sea ¿Por qué tiene que pasarme esto a mí? Ahora que todo estaba saliendo tan bien”, se lamentó la fugitiva mientras esperaba ayuda.

        El futuro enlace de Ayfer

        Horas más tarde, una grúa apareció y remolcó el coche hasta un taller, que resultó ser el que dirige el patrón Sevket bajo su nueva apariencia e identidad, la de Teomán. Ambos se reconocieron mutuamente pero, en vez de denunciarse el uno al otro, decidieron hacer como si nada hubiera pasado. Incluso, tomaron la decisión de iniciar su huida del país juntos.

        Mientras tanto, Fadik disfrutó del éxito que estaba teniendo su nuevo negocio de repostería. “Te haré un pastel muy bonito para tu boda”, le comentó la chica a su madre. Lo cierto es que Ayfer está muy ilusionada con su próximo enlace y los preparativos, no obstante, se ve demasiado mayor para casarse de blanco u organizar una gran fiesta.



        Fuente: Leer Artículo Completo